Google+
¡¡¡La hora referí!!!

mlafuente
Por Manolo Lafuente
@MANOLOLAFUENTE

Desde ser la única religión sin ateos, al opio de los pueblos que engaña a millones de estúpidos a los que les pone, por delante de la lucha de clases, la lucha de cuadros, al futbol no lo inventaron los ingleses. 

Fueron los normandos que, entre batalla y batalla ganada, se entretenían pateando el cráneo de algún enemigo muerto. 

Cuando perdieron la primer batalla, ya nadie les dio pelota…y los ingleses se la apropiaron, como tantas otras islas y cosas. 

Y lo exportaron como un arma de colonización cultural: Plate, Juniors, Old Boys…

El británico Rudyard Kipling despreció el fútbol y a "las almas pequeñas que pueden ser saciadas por los embarrados idiotas que lo juegan".

El argentino Sebreli continuó la jugada, “la trampa, la mentira, el disimulo, la zancadilla, tan alabada por todos los apologistas del fútbol como una forma de inteligencia natural y espontánea, no es sino una característica de la personalidad autoritaria";

La lista de amantes del futbol no es tan lustrosa.

Pero, si no fuera por el fóbal, los argentinos casi no podríamos protestar. 

Como cuando decimos que los dirigentes están offside y que el pueblo está esperando que le tiren un centro….

Y que no se precisa un defensor del pueblo. 

Tal como están las cosas, lo que hace falta es ¡un delantero!

En el Mundial del ´78 nos faltaron 30.000 voces.

Rumbo al ruso, nos faltan Santiago Maldonado y los 6,24 millones de dólares en que la Argentina se endeuda cada 90 minutos…

¡¡¡La hora referée!!!

OPINIÓN
mrvilla
Por Miguel Rodriguez Villafañe

mlafuente
Por Manolo Lafuente


ggoldes
Por Guillermo Goldes

lcrisafulli
Por Lucas Crisafulli