Google+
Anfiteatro de Villa María: "Nadie controló ese dinero"
El extribuno de cuenta que denunció la existencia de convenios "mellizos", se mostró "sorprendido" ante el avance de la causa.
Foto de villamariavivo.com
José Naselli - AM580/Cara y Cruz

La denuncia por los fondos para la remodelación del Anfiteatro de Villa María avanza en la Fiscalía Federal Nº7 de Buenos Aires.

Su titular, Ramiro González, decidió ayer elevar su requerimiento de instrucción para investigar a funcionarios nacionales y municipales que participaron de la firma de los convenios para la obra.

Entre ellos se encuentra el exministro de Planificación Federal, Julio De Vido, el exsubsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala, y tres exfuncionarios municipales de Villa María: Carlos De Falco (conceja y presidente del Tribunal de Cuentas por entonces) Veronica Navarro (secretaria de Economía y Finanzas) y el fallecido Javier Suppo, quien se encontraba a cargo del ejecutivo por licencia de Eduardo Accastello.

Quien promovió la denuncia fue el extribuno de Cuentas José Naselli. En marzo, denunció la existencia de contratos mellizos por 25 millones de pesos para la remodelación del escenario del anfiteatro.

"Nosotros lo leímos y el convenio no hablaba del Eninder. Es más, decía que la Municipalidad debía realizar la obra con exclusividad", contó a Radio Universidad el extribuno. Según relató, luego de rechazar una orden de pago desde la comuna hacia el ente intermunicipal, en el marco de estas obras, funcionarios del ejecutivo insistieron en la validez del procedimiento y volvieron a presentar documentación.

Allí fue donde Naselli observó la existencia de otro convenio casi idéntico al primero pero con la autorización para que el Eninder pueda intervenir en la obra.

"Encontramos de golpe que, donde decía que la Municipalidad se tenía que hacer cargo, le habían interlineado `a través del Eninder´. Pero nadie nos había dicho nada sobre ese cambio", explicó al programa Cara y Cruz.

Naselli aseguró que finalmente se destinaron sólo 10 millones de pesos para dicha remodelación y no 25 millones como se había autorizado. "Nadie controló ese dinero. Nosotros no lo pudimos controlar porque se sacó del municipio y se mandó al Eninder. La Nación no lo controló porque nunca había puesto un peso".

OPINIÓN


lcrisafulli
Por Lucas Crisafulli

gmariani
Por Guillermo Mariani

ggoldes
Por Guillermo Goldes