Google+
Autoridades riojanas aducen que hubo "un hecho lamentable"
El renunciado ministro de Seguridad culpó a la Escuela de Policía y dijo que asumieron la situación "del mejor modo posible".
imagen
Luis Angulo - AM 580 / Entre Nosotros Rebeca

Como en muchos otros casos, ante la irresponsabilidad de autoridades en trágicos casos que trascienden en la opinión pública, la dirigencia política no suele tener respuestas.

Este parece ser el caso que enmarca la muerte del cadete Emanuel Garay, tras ser expuesto a entrenamientos en la Escuela de Policía de La Rioja.

El caso se llevó a varios funcionarios, desde el Jefe de Policía hasta Luis Angulo, quien era Ministro de Seguridad provincial. "El hecho es lamentable, causa indignación. Fue una situación descabellada y una irresponsabilidad de funcionarios policiales" dijo este lunes.

En diálogo con el programa Entre Nosotros Rebeca, se distanció al marcar que "en ningún momento" se dio la directiva de un entrenamiento que llegara "al abuso físico" y que "hubo un exceso en los encargados de dictar las tareas".

Afirmó que "como funcionarios, nos vemos en la responsabilidad de renunciar"; dijo desconocer el modelo de entre llevar adelante los procedimientos y denunció una "falta de atención" de las autoridades, ya que "la Escuela cuenta con preparadores físicos y médicos" para tomar recaudos.

"Desgraciadamente, perdimos la vida de un joven. A su vez, es hijo de un policía retirado, conocido de la institución. Por eso no tenemos palabras. Desde que pasó el hecho, no quedó otra que afrontar la situación de la mejor manera posible" afirmó en radio Universidad.

OPINIÓN

mrvilla
Por Miguel Rodriguez Villafañe


ggoldes
Por Guillermo Goldes