Google+
Autorizan a apropiador de bebés a vacacionar en Mar de Ajó
El mismo tribunal que brindó la domiciliaria a Etchecolatz le permite a Norberto Bianco alquilar un dúplex a 200 metros del mar.
imagen

El Tribunal Oral Federal 6 de La Plata volvió a ser noticia y, una vez más, recibió el rechazo de los organismos de Derechos Humanos.

Es que, después de permitir que Miguel Etchecolatz cumpla sus seis condenas por delitos de lesa humanidad bajo arresto domiciliario, ahora autorizó a Norberto Bianco, reconocido apropiador de bebés en sus tareas como encargado del hospital de Campo de Mayo durante la dictadura cívico-militar, pueda vacacionar en Mar de Ajó.

Bianco, que como médico fue “uno de los encargados de trasladar a las mujeres embarazadas desde los centros clandestinos de detención en que se encontraban hacia las instalaciones del Hospital Militar de Campo de Mayo y de internarlas clandestinamente a los efectos de que dieran a luz”, tuvo en mayo pasado la excarcelación judicial tras cumplir dos tercios de la condena de 13 años que cumplía.

Antes, había cumplido tres años de arresto domiciliario y, desde hace siete meses, fue beneficiado con la libertad bajo ciertas condiciones: que no se ausente de su casa más de un día sin avisar, que no tome alcohol ni consuma estupefacientes, que no vuelva a delinquir y que se presente en Tribunales Federales una vez por mes.

Para los jueces, el cumplimiento de modo “riguroso” de todas sus condiciones, le valieron sus actuales condiciones, que incluyen en esta temporada estival, el alquiler de un dúplex a doscientos metros del mar, en la costa argentina.

Según el fallo de 2014, Bianco “tenía dominio funcional del Hospital y de los hechos que en éste tuvieron lugar y en consecuencia tenía control sobre toda la organización clandestina”.

La fiscal federal María Angeles Ramos consideró “excesivo” e “inalcanzable para cualquier otro condenado” el pedido, al considerar que “no se basa en una necesidad apremiante”.

Durante su estadía, que se extendería hasta el último día de febrero, el represor deberá presentarse en la subdelegación Pinamar de la Policía Federal.

OPINIÓN

gmariani
Por Guillermo Mariani

mlafuente
Por Manolo Lafuente

ggoldes
Por Guillermo Goldes