Google+
Desde Bélgica, Correa descartó su detención: "Estoy bien"
El expresidente ecuatoriano denunció persecución política tras su orden de detención por el secuestro de un exlegislador.
imagen
Pedro Brieger - FM 102.3 / Nada del Otro Mundo

Una vez consumada su salida como presidente de Ecuador, y con una marcada distancia de su sucesor, Lenín Moreno, Rafael Correa reside hace varios meses junto a su familia en Bruselas.

Desde allí, cuestionó a través de las redes sociales la decisión tomada ayer por la jueza Daniella Camacho, quien solicitó su prisión preventiva, en el marco del secuestro del exlegislador Fernando Balda, que data del año 2012.

“Buscan humillarnos y hacernos pasar un mal rato, pero no lo van a lograr”, remarcó el exmandatario, indicando que cumplió con las normativas presentándose este lunes en el Consulado ecuatoriano y que "una monstruosidad así jamás prosperá en un país con Estado de derecho, como Bélgica".

Y agregó: “Fiscal puesto a dedo, vinculación sin ninguna prueba, jueza que se allana al desacato de la Asamblea Nacional, medida cautelar imposible de cumplir, etc. ¿Saben cuánto éxito va a tener esta farsa a nivel internacional? No se preocupen, todo es cuestión de tiempo. ¡Venceremos!”.