Google+
Diálogo con las palabras…nuevas

spares
Por Susana Parés

La tecnología se ha transformado de medio- para optimizar la calidad de vida, proteger la naturaleza entre otros objetivos- para convertirse en un fin en sí misma.

Así, tanto los niños, quienes han dejado de jugar con tierra, o de aburrirse y los que hace mucho dejaron de serlo, advierten que unos aparatitos han invadido la vida cotidiana y se han vuelto absolutamente “imprescindibles”, llámese móvil, celular, play-station, y un largo etcétera, inundan el diario vivir.

Esto ha generado entre otros efectos: a) un claro aislamiento de un número importante de personas, que se evidencia, paradojalmente; aparentemente conectada.
Otro efecto es : b) la referida a las nuevas palabras que genera la comunicación tecnológica.

Comenzaremos por el punto b), ya no usamos la expresión “ te llamaré”, o “ me comunicaré” y todas sus maneras de conjugación.
Hoy es frecuente escuchar : “nos maileamos”, “ agendame”, “te guasapeo”. Este es el vocablo que más especulaciones nos genera. ¿Cómo se escribe: wasapeo; wasappeo; huasapeo;guasappeo?¿Todas están bien? ¿Cuál es el vocablo correcto o erróneo?¿ Cuánto subsistirán temporalmente, teniendo en cuenta la velocidad del cambio tecnológico? 

La aceleración de la modificación del lenguaje, la permanencia, la aceptación y finalmente la consolidación cuando se incorpora formalmente a los instrumentos que validan los vocablos, nos dirá si sobrevivirán o serán sólo estrellas fugaces en el universo de las comunicaciones.

Esto nos lleva al punto a) donde destacamos que las personas se comunican con un aparato en mano, y han dejado de expresarse de un modo personal interactivo, como han sido las relaciones por siglos, entre la humanidad.

Es frecuente que en las reuniones sociales, cada cual atienda su juego y frecuentemente alguien se levante preocupado, otro se ríe, sin que el resto se percate o peor aún, sin que le importe.

Esto nos lleva a sumar nuestra propuesta :a)+b) : ¿Cómo personas, hemos asumido el aislamiento en que nos sumimos cuando nos quedamos asidos con desesperación a algunas propuestas tecnológicas?
¿Tomamos conciencia que usamos un lenguaje reducido y además incorporamos , gráficamente, uno nuevo con signos, caritas, etc?.

¿Ponderamos, realmente, el costo de no relacionarnos más que por medio de unas palabras que son estandarizadas y ni siquiera tomamos participación en su origen o formulación?

¿Nos preguntamos acaso como incide en nuestro pensamiento, el abandono del lenguaje construido con lógica y que efecto tiene en nuestros mecanismos neuronales?.
Finalmente ¿ Tendremos nuevos vocablos como los referidos supra a costa de sacrificar un legado cultural importante? 

*Dra. en Derecho y Cs. Sociales

OPINIÓN
gmariani
Por Guillermo Mariani

pramos
Por Pablo Ramos

mrvilla
Por Miguel Rodriguez Villafañe

ggoldes
Por Guillermo Goldes