Google+
Brasil: entre escándalo por la carne y el churrasco de Temer
Chile, China, Corea del Sur y la Unión Europea ya ponen barreras a la importación. El presidente preparó banquete a embajadores.
Imagenes
Youtube
Brasil, Michel Temer, carne

El presidente Michel Temer intentó minimizar los daños causados a la industria debido a la investigación de la Policía Federal (PF) por corrupción en la inspección de alimentos. En tal sentido, como gesto simbólico invitó a embajadores a comer un "gran churrasco" de carnes.

Sin embargo China, Corea del Sur y Chile suspendieron la importación de carne brasileña. En tanto que la Unión Europea le pidió al gobierno de Brasil "garantizar que todos los involucrados en el fraude no puedan exportar hacia Europa".

D esta manera los principales mercados compradores de Brasil reaccionaron con desconfianza frente a las revelaciones de que 21 frigoríficos están investigados por la presunta adulteración de carnes para permitir el consumo incluso luego de la fecha de vencimiento.

Brasil es el líder mundial en carne procesada del mundo y es el primero en el mercado mundial de carne de pollo, con exportaciones a 150 países.

Los frigoríficos JBS y BRF, las dos grandes locomotoras de la exportación brasileña de carnes y que están directamente impactados con las investigaciones, niegan los cargos.

Temer intentó reducir los daños para la economía durante su presentación en la Cámara de Comercio Brasil-Estados Unidos en San Pablo, donde afirmó que existe un número "diminuto" de frigoríficos involucrados en la supuesta red desbaratada por la PF la semana pasada.

"Para nosotros el agronegocio es importantísimo y no puede ser devaluado por un asunto menor, que debe ser sancionado, claro, pero que no puede comprometer a todo el sistema que creamos en los últimos años, con exportaciones a 150 países de la carne brasileña", dijo Temer.

OPINIÓN
gmariani
Por Guillermo Mariani

pramos
Por Pablo Ramos


mrvilla
Por Miguel Rodriguez Villafañe

ggoldes
Por Guillermo Goldes