Google+
En Japón, grandes y chicos se divierten con la pelota
Tres jugadores profesionales enfrentan a cien niños en un campo de juego. Es una tradición futbolística que cada año se replica.
Imagenes
Youtube
imagen

La intensidad del juego va de la mano del candor de 100 pibes y del compromiso de tres jugadores de fútbol profesional. Ocurre cada año en Japón, en una tradición mediática que promueve el sentido de competencia a pesar de las diferencias de todo tipo entre un equipo y otro.

Los mayores son integrantes de la selección nipona. ¿Sus nombres? Hotaru Yamaguchi, Hiroshi Kiyotake (ex-jugador del Sevilla) y Yosuke Ideguchi. Tuvieron siempre el dominio de la pelota ante el correteo alocado, sin orden, de tres líneas de 30 purretes cada uno, que pugnaban por un poco de protagonismo y por evitar que su arco, defendido por ¡10 compañeros!, fuera perforado.

Las acciones generan una sonrisa en los participantes y en quienes las disfrutan desde afuera. Es una parodia futbolística que no deja de ofrecer el mensaje que ubica al multitudinario esfuerzo juvenil como la llave para lograr lo que han conseguido algunos pocos mayores.

Disfrute el video.