Google+
Encubrimiento AMIA: el poder de los alegatos de familiares
La causa que juzga a Menem, exjuez y exfiscales tuvo el aporte de Memoria Activa. Afirmaron sentirse “privados" de justicia.
Imagenes
Youtube
imagen

Los integrantes del Tribunal Oral Federal 2, escucharon este martes los alegatos de la agrupación Memoria Activa, que reúne a familiares de víctimas del atentado a la Asociación Mutual Israelí Argentina (AMIA), ocurrido en 1994.

El contexto es el juicio de encubrimiento, que tiene entre sus imputaciones desde el expresidente Carlos Menem hasta el exjuez Juan José Galeano y los fiscales Mullen y Barbaccia, que fueron parte del primer proceso judicial, que fue declarado “nulo”. Indagar en los motivos de falsos testimonios (como el de Carlos Telleldín), intentando apuntar hacia policías de la Bonaerense, es parte central del caso.

Desde Memoria Activa, recalcaron que los trece imputados son responsables “de habernos privado de verdad y justicia a las víctimas”, y que lo ocurrido con la actuación del Ministerio de Justicia de la Nación como querellante en el caso “está a la altura de los escándalos institucionales que han marcado esta causa”.

El abogado Rodrigo Borda afirmó hoy que los imputados no actuaron “con negligencia o ineptitud”, sino que “fueron actos deliberados”. Y aclaró: “No los acusamos por lo que hicieron sin querer sino por lo que hicieron deliberadamente”.

El relato dejó en claro que el pago ilegal al reducir de autos, Carlos Telleldín, “con dinero del Estado” y confirmado en el primer juicio, “para que mintiera y desviara la pista que vinculaba con el atentado a un allegado a la familia Menem”, significó “una maniobra global de encubrimiento” que confirmó la intervención del expresidente, los exfuncionarios de la justicia, el extitular de la SIDE, Hugo Anzorreguy, y quien fuera titular de la DAIA, Rubén Beraja, todos imputados.

A su vez, los principales cuestionamientos a la cartera de Germán Garavano apuntan al pedido de absolución de los exfiscales, pero además habiendo “improvisado” enviando a los alegatos a “un abogado inhabilitado para pedir las absoluciones”.

En el juicio, refirieron que desde el gobierno nacional “hicieron este escándalo porque Mullen y Barbaccia son culpables”, pidieron su absolución y apelaron al concepto de “menemismo vintage” para definir lo que consideran una parte de la estrategia.

“Intentaron hacerle creer a los jueces que condenar a los ex fiscales haría caer las alertas rojas contra los iraníes. Ese argumento es el mismo que en los ‘90 repetían los legisladores de la Comisión Bicameral de seguimiento del atentado cuando se difundió el video del pago ilegal... En ese momento decían que si no apoyaban a Galeano, la causa AMIA se caía. Ahora dicen que se cae la pista iraní si se condena a los ex fiscales”, narraron vía redes sociales.

El jueves, continuarán con su exposición de los alegatos.

OPINIÓN
mrvilla
Por Miguel Rodriguez Villafañe


gmariani
Por Guillermo Mariani


ggoldes
Por Guillermo Goldes