Google+
Ercolini llamó a indagatoria a la procuradora Gils Carbó
El Juez está a cargo de la investigación por presuntas irregularidades en la compra de un edificio de la Procuración.
imagen

La Procuradora General Alejandra Gils Carbó deberá presentarse a prestar declaración indagatoria en el juzgado de Julian Ercolini el 31 de agosto.

La medida responde al pedido del fiscal Eduardo Taiano por la compra en 2013 del edificio donde funciona la sede del Ministerio Público Fiscal.

La acusación hace referencia a irregularidades en la licitación y al pago de comisiones por parte de la inmobiliaria que intervino en la compra del inmueble de calle Perón al 600, a la empresa Arfinsa del Grupo Bemberg, por $43.850.000.

El fiscal sostiene que la empresa adjudicataria le pagó $7.700.000 a Jaureguiberry Asesores Inmobiliarios y a su vez esta firma le transfirió $3 millones a Juan Carlos Thill, en carácter de asesor, siendo esta persona medio hermano del subdirector de Compras de la Procuración, Guillermo Bellingi, quien llevó adelante el proceso de licitación.

De acuerdo a la información que publicó el periodista Omar Lavieri, en el sitio Infobae, el asesoramiento  de Thill quedó registrado en mails a través de los que se brindó información reservada del proceso licitatorio.

Al respecto Gils Carbó aseguró que no hubo un perjuicio para las arcas del Estado pero si admitió que pudo existir una mala actuación del funcionario que suspendió en abril.

"Todo el trámite lo hicieron funcionarios que hace veinte años que estaban en ese trabajo. Fue el precio más barato inferior a la tasación judicial. Participaron 25 funcionarios de distintas áreas, planificación, arquitectura, logística, el secretario general de administración, hubo dictámenes de jurídicos, auditoría interna, auditoría externa, no hubo posibilidad de que yo tuviera conocimiento del hecho que luego aparece en los medios", dijo la Procuradora en una entrevista con Radio Con Vos.

En contraposición el Taiano afirmó en su dictamen: "¿pudo la adquisición millonaria del inmueble que oficiaría de sede del Ministerio Público Fiscal importar un acto capaz de escapar a la debida supervisión de la Procuradora General?, ¿pudo el desarrollo de esa operación haber sido legítimamente confiado a terceros, eximiendo a la titular de la Procuración General de la Nación de todo tipo de responsabilidad? La respuesta no puede ser otra que negativa".

El resto de los convocados a indagatoria son Bellingi, Thill, Bárbara Jaureguieberry; los funcionarios Héctor Zurita, Jorge Domanico, Osvaldo Leguizamón; y los ejecutivos de Arfinsa Adrián González Fischer, Pedro Viceconte y Roberto Martino.
 

OPINIÓN
gmariani
Por Guillermo Mariani

ggoldes
Por Guillermo Goldes

lcrisafulli
Por Lucas Crisafulli

mlafuente
Por Manolo Lafuente

pramos
Por Pablo Ramos