Google+
Ernesto Oviedo está en su casa, esperando a Maribel
Tras el trasplante de riñón del que ambos fueron parte, el padre de la joven ya está en su casa. Su hija, en buena perspectiva.
Imagenes
Youtube
imagen

El tremendo trajín de la familia Oviedo tiene, por estos días, la espera de la recuperación tanto de Maribel, la única de los cuatro hijos que subsiste a pesar de la fibrosis quística, como de Ernesto, su padre.

El trasplante de riñón realizado días atrás tuvo, según los primeros datos, buenas respuestas de ambos.

En las primeras horas de este lunes, Ernesto ya daba vueltas en su casa de barrio Jardín Espinosa, resaltando “la calidad humana y médica” recibida en el Hospital Córdoba, y “ansioso”, a la espera de Maribel.

“No veía la hora de venir y no veo la hora de que esté acá. ‘Me quiero ir bien de acá’, me dijo, y los médicos están esperando resolver un detalle”, sentenció, en diálogo con Canal 10.

Destacó, a su vez, la fortaleza de su hija, que también sorprendió al personal médico.