Google+
Imputan a dos policías por no ayudar a joven descompuesto
A la salida de una fiesta, pidió ayuda y los uniformados no lo auxiliaron. Falleció luego de un paro cardiorrespiratorio.
imagen
Informe Jorge Vasalo - AM580 / Cara y Cruz

La investigación de la muerte de Pablo Rielo, un joven rosarino que concurrió a principios de diciembre a una fiesta electrónica en Forja, en Córdoba capital, generó novedades en las últimas horas.

La fiscalía que investiga el caso decidió imputar a dos oficiales de Policía, por su accionar en las afueras del local donde se desarrollaba el evento.

En la reconstrucción, se dio a conocer que Rielo evidenció su malestar y solicitó ayuda a ambos efectivos, inclusive intentando subirse a la caja de la camioneta oficial, pidiendo que sea trasladado a un centro asistencial.

La negativa de ambos los llevó a que pese sobre ellos la acusación de “incumplimiento de deberes de funcionario público”.

Rielo fue atendido con posterior y luego tuvo una “muerte cerebral”.

Los estudios realizados diagnosticaron que había sufrido una "intoxicación con drogas", compatible con el consumo de extásis, que le provocó un fallo multiorgánico. El motivo de su muerte fue un paro cardiorrespiratorio.