Google+
La Audiencia Pública: la voz del bosque nativo

spares
Por Susana Parés

Los que hemos tenido infancia de barrio, bicicleta, calles de tierra, patios con frutales, conocemos el placer de sentarnos bajo la sombra de un paraíso, plátano o naranjo y ver pasar el tiempo, mirar las hormigas caminar con su carga , tener la charla sesuda de amigos, que incluía cómo hacer para no dormir la siesta, las mejores técnicas para abrir la puerta sin hacer ruido y escaparse para reunirse con los vecinos y subir a los árboles y tirar bolitas al que pasare.

El árbol estaba siempre allí, pronto a cobijarnos bajos sus brazos frescos, a reservar a cal y canto nuestros secretos más guardados y el murmullo infinito de sus hojas, cuando soplaba la brisa, era un modo de compartir con nosotros.

Los escenarios fueron cambiando, nosotros creciendo y advertimos que la naturaleza, el ambiente- tan degradados- reciben hoy atención institucional; para recordarnos que hemos saltado muchas barreras y en muchos casos el daño causado por olvido, comodidad, desidia, ambición económica, es irreversible.

Un dato concreto nos alerta claramente, la ONU ha generado la Convención de París (2015) sobre el cambio climático y hoy nos encontramos en Córdoba que un proyecto legislativo referido al bosque nativo, genera una preocupación de envergadura que determina la intervención judicial.

Hagamos un repaso didáctico:

a) en estos días se debe discutir en la Legislatura la sanción de una norma que regula el modo de manejar el bosque nativo .

b) La vida democrática consagra la participación de los ciudadanos por el voto y así seleccionan a sus representantes, en el caso los Legisladores, a través de los cuales deliberan y sancionan leyes

c) El progreso institucional ha establecido nuevos modos de participación , entre los que destacamos a las Audiencias Públicas.

¿Qué es una audiencia pública?

Es un espacio establecido para “oir” al ciudadano. Alcanza rango constitucional y se realiza para que los vecinos expresen sus opiniones cuando la norma o la autoridad establecen la necesidad de convocarlos.

¿Qué requisitos debe reunir la convocatoria a una audiencia? 

Habida cuenta que la finalidad de la misma es alcanzar el mayor número de participantes y opiniones, debe hacerse en un lugar accesible, en un horario que permita que concurran una cantidad elevada de ciudadanos y que estos cuenten con toda la información posible para aportar, cuestionar, sugerir, proponer.

Las audiencias alcanzaron un alto grado de conocimiento público, a nivel nacional, con el aumento de las tarifas eléctricas y en Córdoba las que refieren al incremento de la tarifa de agua, tuvieron en su momento un alto grado de participación.

Lo que se “opina” en las audiencias- lamentablemente- no tiene como resultado que el órgano o ente deba seguir el o los criterios expuestos. No obstante esa circunstancia, desde hace tiempo, la jurisprudencia ha venido sosteniendo con absoluta claridad, que no son un trámite a sortear rápidamente e ir al paso siguiente.

Una magistrada ha interpretado que la audiencia convocada para el tratamiento de la regulación del bosque nativo no se corresponde con los paradigmas mínimos que enfáticamente doctrina y jurisprudencia reconocen.

Sin perjuicio de la representación política en la Legislatura, hay muchas voces que quieren expresar lo que los bosques no pueden.
Voces que interpretan el susurro que se cuela entre las ramas, la vida que habita en la sombra de las hojas, el fresco aliento que sirve del descanso al baqueano, el paisaje que ayuda a construir nuestra identidad.

La audiencia pública en este caso es la voz del bosque nativo. Escuchémosla. Si no lo hacemos, tal vez la próxima voz que no escuchemos será la nuestra. 

*Dra. en Derecho y Cs. Sociales

OPINIÓN

ggoldes
Por Guillermo Goldes

mrvilla
Por Miguel Rodriguez Villafañe