Google+
La historia de La Reforma en clave de ópera rock
Los jueves de junio se podrá volver a ver el musical inspirado en el movimiento universitario de Hernán Espinosa.
imagen

El centenario de La Reforma Universitaria es una gran historia para contar. Respetando cada discurso de los reformistas y relatando cada uno de los hitos que desencadenaron el movimiento estudiantil es suficiente para captar la atención de cualquier espectador. Si a eso le sumamos música, rock, y escenas representadas con inteligencia y metáforas muy propias del lenguaje teatral, es difícil equivocarse.

Y lejos, muy lejos del error, está La Reforma, Ópera Rock de Hernán Espinosa. La pieza de teatro musical protagonizada únicamente por un elenco masculino es una buena síntesis entre el arte, la política y la historia.

Estrenó en mayo con gran éxito en el Pabellón Argentina, pero vuelve los jueves de junio a las 20.30 en Ciudad de las Artes.

Hernán Espinosa habló con Cba24n sobre el proceso de investigación que lo llevó a elegir este hecho histórico para contar desde el teatro musical.

Cba24n: ¿Cómo llegaste a pensar en un musical de La Reforma y a que bibliografía acudiste?

Hernán Espinosa: Para empezar, yo soy efemérico, en el sentido de que estoy atento a las fechas importantes, sobre todo a nivel nacional o local, y ¡vaya si es importante el centenario de la Reforma Universitaria! De allí que en 2010 presentase "Mayo, el musical" por ejemplo.
En cuanto a lo bibliográfico, me llamó la atención la falta de material existente sobre todo en Córdoba, que fue el epicentro. Tuve que recorrer las librerías de la Avenida Corrientes de Buenos Aires para encontrar libros que se refiriesen específicamente a la Reforma o a Deodoro Roca (de autores como Horacio Sanguinetti o Néstor Kohan). Recién este año (cuando ya tuve el libreto terminado) apareció el libro de Juan Cruz Taborda Varela que me sirvió para reconfirmar datos. También con el elenco hicimos una visita al Museo de La Reforma que está en Alberdi, donde existe mucho material sobre todo fotográfico de la época.
Lo que me plantée con el poco material a disposición fue trazar una línea de tiempo madre, desde diciembre de 1917 hasta octubre, noviembre del 18 y de ahí priorizar los hechos más relevantes. Tenía en claro que de ninguna manera quería que mi obra se tratase de una clase de historia. Esto no deja de ser un hecho artístico, una obra de teatro con su estructura clásica, su clímax, con las bases del teatro musical (esto es, una obertura, un leitmotiv, etc). Esta forma de relato teatral para mí fue todo un desafío porque, si bien como dije respeto a rajatabla los hechos históricos y al no querer dar cátedra sobre el asunto, tuve que buscar el balance justo entre estos dos puntos de partida, y que encima fuese atractivo para el público. ¡Creo que lo logré!
Se trata, en definitiva, de contar un cuento, esta vez, el de esos jóvenes que se sublevaron hace un siglo contra el régimen monacal imperante en la Universidad de Córdoba.

Cba24n: Te econtraste con un elenco de buen tamaño, todos jóvenes. ¿Conocían sobre la historia de La Reforma? ¿Se involucraron con el hecho histórico?

H.E:En realidad, en cuanto al número de integrantes de un elenco mío, el de La Reforma es uno de los más chicos ("Frankenstein" o "Los Tres Mosqueteros" por ejemplo, superaban la veintena de intérpretes). Lo que no quita la energía particular que se desprende de este plantel joven y enteramente conformado por varones (vamos, que la mujer hace 100 años no tenía ni voz ni voto en la Universidad...). Los ocho están prácticamente toda la obra en escena, en sus roles de múltiples narradores que van adoptando distintos personajes (consejeros, periodistas, hasta el mismo Irigoyen) para ilustrar los distintos episodios que van acaeciendo de acuerdo a aquella línea histórica madre.
Como todos nosotros, los chicos tenían una vaga idea de la Reforma. Lo que hice cuando realizamos la primera lectura del libreto, fue explicarles escena por escena su correlato histórico, para que ellos tuviesen bien en claro los hechos y comprendiesen cabalmente lo que les tocaba interpretar.
Pero si tomamos el hecho de que te tomás un taxi y le decís "por la Avenida Deodoro Roca" y el taxista no sabe de qué le hablás porque a esa calle se la conoce como "Avenida del Dante", no los podés culpar de no conocer la historia cordobesa.

Cba24n: ¿Cómo fue la fusión del género de rock con un contexto histórico bastante alejado de esa música?

H.E: Elegí el formato de ópera-rock porque pensé que si el rock hubiera existido hace 100 años, estoy convencido de que esos jóvenes hubiesen abrazdo el rock como bandera de protesta. Pensá que esos chicos marchaban por las calles de Córdoba al ritmo de La Marselleise. ¿Creés que no lo hubieran hecho al son de, por ejemplo, "La Marcha de la Bronca", de haber existido?
Además, esta idea conceptual también me servía al objetivo que me plantée también desde el principio, acercar a la juventud este hecho fundamental de nuestra historia. Creo que la propuesta artística de la obra, tanto en su música como por ejemplo en su vestuario,a punta esencialmente a eso, a hacerlo atractiva para las nuevas generaciones.

OPINIÓN
mrvilla
Por Miguel Rodriguez Villafañe


gmariani
Por Guillermo Mariani


ggoldes
Por Guillermo Goldes

AGENDA ESPECTACULOS
L M M J V S D
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30