Google+
Lo de allá y lo de aquí ¡tan cerca!

gmariani
Por Guillermo Mariani

El asfixiante asesinato planeado por Trump quien, a diferencia de lo que sucede entre nosotros, está muy empeñado en cumplir sus promesas de campaña, ha encontrado un freno para su irrespetuoso y antojadizo decreto de impedir la entrada a inmigrantes de seis naciones islámicas. Un ligero freno en un tribunal de San Francisco que decidió por unanimidad.

Pareciera que allá los jueces no están del todo empeñados en complacer al poder. El “patrón” se ha enojado y además de ridiculizar a un juez, amenaza con acudir a la Corte Suprema. Recordemos que su decreto en marcha, había ya anulado cerca de 60.000 visas.

Entre nosotros, la visión crítica de ciudadanos y pueblo sigue esperando de los tribunales obedientes y con frecuencia obsecuentes con las normas explícita o tácitamente emitidas por el gobierno, que de algún rincón oculto salten los frenos. Que detengan esta correntada arrasante de valores y esperanzas, que todavía goza de algunas simpatías interesadas y no descuida inventar pasados desastrosos para disimular el desastre total de una administración corrupta, vengativa y antipopular.

El formidable escándalo del Correo, promotor de un un decreto oficial del presidente Macri para desligar de una deuda millonaria a la flia Macri, tiene más elocuencia y realismo que todas las fantaseosas aventuras de los dólares del José López y el enriquecimiento fraudulento de Lázaro Báez.

La llamada “liquidación de pasivos” con que delicadamente se excusa AGUAD, es una suma de setenta millones de pesos que se roban al Estado al condonar los intereses de la deuda de 300 millones de dólares, que provocó la quiebra judicial del Correo y procesamiento de Macri (padre), Calcaterra y Grindetti.

El decreto del MACRI presidente actual, absuelve a SIDECO de esos intereses y concede un plazo de quince años de cómodas cuotas para saldarla. Sin consulta a la Legislatura, ni mucho menos al pueblo que hace sufrir, hablando de la desfinanciación del estado como producida por el kirchnerismo.  Por eso se atreve a hablar de “cinco años” de estancamiento para no referirse al uno y medio de desastre social con entrega y sometimiento del país.

Pero….hay que seguir engañando. Y allí está el diligente fiscal POLLICITA que se adelanta sumisamente para armar una denuncia contra De Vido, Zanini, Parrilli y Abonna, ninguno de los cuales estaba siquiera citado en el borrador de Nisman, cuya investigación se sigue imponiendo como gran sombra para evitar todas las sombras que se producen a diario desde y en el ámbito oficial.

Y mientras transcurren “esos cinco años” hasta el despertar , una vez más anunciado con sonrisa “macrina”, abundan los decretos para enriquecer a los que, como Menem, el privatizador del famoso Correo y los familiares de la ilustre ascendencia MACRI que de ese modo nunca se arrepentirán de los manejos y costos para conseguir el poder, y lo que es peor, continuarán tranquilos con la entrega de la tierra, las riquezas naturales y la dignidad del país. 

En los próximos días la Legislatura comenzará la discusión sobre la ley que se refiere a nuestro bosque nativo. La audiencia pública convocada no cumple ni con los requisitos esenciales exigidos por el orden jurídico y la jurisprudencia existente, de acuerdo a juicio de los entendidos. Pero esto no será obstáculo para que la ley que desprotege nuestros queridos y apetecidos bosques, sea sancionada y reglamentada con astucia y rapidez delictiva.

La impresión que se va generalizando es que el equipo gobernante guarda “bajo la manga” una carta de impunidad que le ha sido asegurada desde dentro o fuera del país, y le permite avanzar en cualquier dirección y permitirse cualquier exceso.

Aunque el daño que esto produce en la realidad devastada y la defraudada esperanza de justa restauración, históricamente se puede hablar de un camino hacia el abismo, por exceso de confianza y menosprecio de las experiencias no tan lejanas en tiempos y distancias. Un abismo que concluirá también “tragándo” a los que ya son “ellos” sin nosotros.                                  

OPINIÓN

ggoldes
Por Guillermo Goldes

lcrisafulli
Por Lucas Crisafulli

mlafuente
Por Manolo Lafuente

pramos
Por Pablo Ramos