Google+
Los árboles mueren de pie

gmariani
Por Guillermo Mariani

Elijo el título de la novela de Alejandro Casona. Es la imagen de una protagonista que salvando su firmeza corpórea, mientras su interior se resecaba por dentro, se contrapone fuertemente a nuestra situación actual.

La ley de bosques está postergada indefinidamente en su tratamiento y corrección. Porque se pretende seguir la jugosa deforestación´que, satisfaciendo la voracidad de las empresas agropecuarias exportadoras, interesadamente privilegiadas por el Gobierno, producen incesantemente: “bosques y bosque mutilados por el hacha criminal”.

Ya no mueren de pie, los grandes árboles que crecieron oxigenando el ambiente y aliviando la tierra y las personas de penurias causadas por la intemperie en sus expresiones extremas. Mueren acostados y heridos, como si perdieran su dignidad, menospreciados por un orgullo desagradecido y sin conciencia del futuro.

Córdoba resulta la provincia argentina más activa en deforestación. Es una condecoración que muestran en su solapa los gobernantes, congraciados con los negocios agropecuarios. Los número son impresionantes.

El último acuerdo fue negociado por Sergio Nirisch, presidente de la Agencia Córdoba Ambiental, con las grandes corporaciones agropecuarias Cartez, Coninagro y diversas sociedades rurales del interior, para una observancia tramposa de la ley (9219/2005). Con el permiso de no deforestar por completo, pero sí parcialmente y abriendo así la posibilidad de todos los abusos.

Algunos numeritos para impresionarnos lo necesario y no demasiados para no aburrirnos y dejarlos pasar:

- La extensión de nuestra provincia es aproximadamente de 16.000.000 de hectáreas. Originariamente los bosques ocupaban 10.000.000.- En el 2012 sólo quedaban 1.250.000 hectáreas.

- En la zona serrana en que la deforestación es mayor, la región boscosa ha sido reducida al 2%.

- En tres años, la desertificación alcanzó la cantidad de hectáreas suficientes para construir 67 chanchas de fútbol 11 (122.798 has.)

Duele! ¿no se cierto? Sí; a nosotros nos duele, porque de esta tierra hemos hecho nuestra Patria chica, (y los mismo pasa con Patria grande), pero a los que gobiernan no les duele! Porque ellos no tienen PATRIA. Son simplemente “ciudadanos del mundo capitalista”.

Pero pasemos a otro tema más doloroso aun, humanamente.. Hemos vivido, cada uno sabe cómo, la Navidad que tendría que tener al menos “un saborcito especial”.

El del respeto por la dignidad humana, con ese Dios que en Navidad elige al hombre para vivir en nuestra historia.

“NAVIDAD SIN PRESOS POLITICOS”, brotó como ideal natural, sostenida por mucha gente noble (no de quienes o alguien que lo hizo en su representación), cobardemente, aprovechado de la permanencia en su sillón y sus 80.000 como diputado permanente. Insultó con descontrol absoluto, en el recinto de las leyes, a una MUJER, ausente, nativa, digna y valiente que está siendo.

Es como un árbol social fecundo, al que aspiran secar por dentro, en la ofensiva constante de la venganza sin ley.  Les indigna que permanezca en pie. ¡Arboles que mueren de pie! Para vergüenza de los que viven arrastrándose y vendiéndose! Pero esto no es todo! No es Milagro el objetivo final.

El sometimiento de jueces ya conocidos y renombrados, como fieles a intereses distintos de su administración de Justicia, cuya resistencia es orientada oficialmente, no sólo a vetar o reírse de nuestras leyes y de los Organismos Internacionales ignorándolos y quitándoles todo valor, sino de multiplicar juicios personales que, publicados inmediatamente por la prensa servil, sirven para instrumentar sus misteriosas inquisiciones. Y es que están persiguiendo otro árbol de los que no mueren rendidos, sino con noble y serena firmeza.

CRISTINA. Han sobrepasado todos los límites. Han comprometido y comprado testigos (está probado en varios casos particulares) Necesitan y buscan denuncias de fiscales preocupados de aparecer como importantes oficialmente…. No hay que perder de vista, sin embargo, que esta gran ofensiva que avanza con aires triunfales de soberbia y suficiencia, ya realizó experiencias…, que terminaron en el “NUNCA MAS” que, a pesar de su corta duración, fue un meritorio esfuerzo de nobleza y justicia, del país para el mundo.

OPINIÓN
gmariani
Por Guillermo Mariani

ggoldes
Por Guillermo Goldes

lcrisafulli
Por Lucas Crisafulli

mlafuente
Por Manolo Lafuente

pramos
Por Pablo Ramos