Google+
Médicos realizaron un "cacerolazo" en el Hospital Neonatal
Desde la Unión de Trabajadores de la Salud denuncian persecución tras otro traslado de un profesional y realizan un reclamo.
imagen
Estela Giménez - AM580 / Cara y Cruz
Informe Federico Pereira - AM 580 / Entre Nosotros Rebeca

Que los hospitales públicos administrados por la provincia de Córdoba atraviesan conflictos, no es novedad. En un marco de reclamos estructurales, también en los últimos tiempos los profesionales denuncian la agudización de un proceso de persecución a trabajadores, con traslados de personal sin justificación.

En ese contexto, la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) realizaron en la mañana de este miércoles un ruidoso “cacerolazo” al frente del Hospital Neonatal de la ciudad de Córdoba.

Particularmente, la delegada Estela Giménez hizo pública la denuncia por el apartamiento de la Jefa de Neonatología del lugar, Elizabeth Colino, disponiendo su reubicación en el Hospital 'José Urrutia', de la localidad de Unquillo.

“Para hacer esto, el Gobierno debe tener comprobada la necesidad de servicio y no es así. Lo hacen porque pidió condiciones de trabajo y esto va en contra de los derechos de los trabajadores” sentenció Giménez al programa Cara y Cruz.

Durante la entrevista con radio Universidad, refirió que desde el Ministerio de Salud hay “formas de trabajo mafiosas y antidemocráticas”.

La trabajadora María Teresa Calzada, en el lugar, sentenció: “El Ministerio tiene la potestad de realizar el traslado, pero el Hospital de Unquillo tiene menos de un parto diario de promedio”.

Accidente en el San Roque y cautelar por delegado

En el marco de protestas por traslados, Giménez adelantó que tuvo sentencia favorable una medida cautelar realizada por UTS por la situación del doctor Carlos Altamirano, del que también se dispuso su traslado.

“La Justicia le dijo al Gobierno, en un fallo del viernes pasado, que debe retraerse, porque el doctor Altamirano es delegado” graficó.

En la jornada de hoy también habrá asambleas en Hospital San Roque, donde en la última asamblea los empleados remarcaron sentirse “muy apretados”.

Los trabajadores denuncian la responsabilidad del nosocomio después de la caída, de altura, de un profesional que sufrió “un traumatismo de cráneo” importante y se encuentra en estado “muy grave”.

 

Foto: Federico Pereira.

OPINIÓN

gmariani
Por Guillermo Mariani

mlafuente
Por Manolo Lafuente

ggoldes
Por Guillermo Goldes