Google+
Militares controlarán la seguridad de Río de Janeiro
La medida, decretada por el Presidente Temer, sería respaldada por Diputados y Senadores. Múltiples críticas por parte de ONGs.
imagen

El Presidente de Brasil, Michel Temer decretó que, de la seguridad pública del estado de Río de Janeiro, se harán cargo las Fuerzas Armadas brasileñas.

"El crimen organizado estuvo a punto de hacerse cargo de Río", advirtió Temer en la ceremonia de firma del decreto, en el Palacio del Planalto.

Esta medida, que regirá hasta fines de diciembre, cuando concluya su mandato, supone que las Fuerzas Armadas asuman el control operacional de todos los órganos de seguridad pública del Estado. Esto quiere decir que comandarán los distintos cuerpos policiales -Policía Civil, Militar y Cuerpo de Bomberos-, el sistema carcelario y los servicios de inteligencia.

De acuerdo a la Constitución, las cámaras legislativas deberán ser convocadas para debatir el asunto en un plazo de diez días, pero tanto la directiva de la Cámara de Diputados como del Senado ya han manifestado su respaldo la decisión y anunciado que el asunto será tratado la semana próxima.

Temer explicó que adoptó esa "medida extrema porque todas las circunstancias así lo exigen" y aseguró que habrá "respuestas duras y firmes para enfrentar y derrotar al crimen" organizado.

En contraste, la preocupación de las ONGs se ha disparado: "El entrenamiento militar es hacer la guerra", dijo Human Rights Watch (HRW).

"En vez de entrar a hacer la guerra (en las favelas) deberían entrar a proteger a esos ciudadanos con justicia independiente, se debería tener otra configuración de seguridad pública y no acciones bélicas", añadió Edison Diniz, director de "Redes da Maré", ONG que promociona el desarrollo sostenible en el complejo de la Maré, el mayor conjunto de favelas de Río de Janeiro.

 

OPINIÓN

mrvilla
Por Miguel Rodriguez Villafañe


ggoldes
Por Guillermo Goldes