Google+
Murió joven que había sido herido en el cuello con escopeta
El dueño de una vivienda de Camino San Carlos lo asesinó. Denunció que había ingresado, junto a otros tres hombres, para robarle
Imagenes
Youtube
imagen
Informe Jorge Vasalo - AM 580 / Entre Nosotros Rebeca

Este lunes falleció el joven, de 29 años, quien fue herido de múltiples disparos de una escopeta en Camino San Carlos, kilómetro 6 y medio el domingo pasado.

Las lesiones fueron provocadas por el dueño de la vivienda quien denunció que cuatro hombres ingresaron a su domicilio para robar.

Mientras que tres de estas personas huyeron en una camioneta, un joven que recibió los impactos de bala fue internado en el Hospital de Urgencias, imputado de "robo calificado en grado de tentativa" y después falleció.

El Dr. Norberto Brussa, director del área de Cirugías en diálogo con Canal 10 informó: “Ingresó con una herida de arma de fuego de carga múltiple en la zona cervical y facial. Tiene lesiones óseas en el maxilar, lesiones vasculares en carótida y yugular, que requirieron cirugía inmediata y reintervención quirúrgica. Tiene lesiones en la zona del vértice pulmonar”.

El paciente, según detalló el profesional, fue detivado a terapia intensiva y presentaba “perdigones en la zona raquimedular".

El agresor, Carlos Calvo, se encuentra en libertad por estar frente a un caso de "legítima defensa privilegiada", conforme al Código Penal, pero fue imputado por “lesiones graves calificadas por el uso de arma”, así lo confirmó en un móvil de radio Universidad, el fiscal Pedro Caballero, a cargo de la investigación.

Caballero especificó que "conforme al Código Penal, autoriza a una persona a causar cualquier daño a un agresor cuando lo encuentra dentro de su hogar y siempre que haya una actitud agresiva o una resistencia de parte del agresor", concluyó.

Pedro Caballero, el fiscal que investiga los hechos, indicó a Canal 10 que el vecino sigue libre, pero está imputado: "El dueño de casa, el señor Carlos Calvo, se encuentra imputado y permanece en libertad. Está imputado de lesiones graves calificadas por el uso de arma", aclaró.
 
Y especificó: "En principio, con las pruebas que se reunieron en esta incipiente investigación, estaríamos frente a un caso de legítima defensa privilegiada. Conforme al Código Penal, autoriza a una persona a causar cualquier daño a un agresor cuando lo encuentra dentro de su hogar y siempre que haya una actitud agresiva o una resistencia de parte del agresor", concluyó.