Google+
Narcoescándalo: cinco condenas leves, dos absoluciones
Rafael Sosa quedará libre, tras recibir pena de 3 años y 8 meses. La pena más alta para Franco Argüello: seis años de prisión.
Imagenes
Youtube
imagen

El Tribunal Oral Federal II (TOF2) de Córdoba dio a conocer el veredicto en el juicio que se siguió contra siete ex policías de la División de Lucha contra el Narcotráfico, de la Policía de la Provincia de Córdoba.

Todos estaban acusados de integrar un grupo irregular, que cometía procedimientos ilegales y mantenía vínculos con traficantes de drogas.

Por ello, estaban imputados por el delito de "asociación ilícita, violación de los deberes de funcionario público, privación ilegítima de la libertad, violación de secretos, extorsión y falso testimonio".

En una resolución que sorprendió a quienes seguían la causa, los jueces (Hugo Vaca Narvaja, Daniel Herrera Piedrabuena y Mario Eugenio Garzón) desestimaron la figura de asociación ilícita, inclinándose por los incumplimientos de los deberes de funcionario público. Por ello, determinaron condenas leves contra cinco de los acusados, resultando absueltos los dos restantes. 

Para el ex jefe de la División, Rafael Sosa, se determinó una pena de 3 años y 8 meses de prisión. La fiscalía había pedido 15 años, por considerarlo el líder de la agrupación. No obstante el fallo apuntó a la "violación de los deberes de funcionario público", por dos hechos. Es decir, no por la figura apuntada por fiscalía.

La condena más alta correspondió al oficial Franco Argüello, con seis años de prisión, dos menos que lo pedido. Además de incumplimiento de los deberes de funcionario público, fue condenado por extorsión. No obstante, la pena es dos años inferior a la solicitada por la fiscalía.

Un año y 8 meses es la pena que recibió el comisario Alfredo Seine. Para él, la condena requerida era de 12 años.

La sanción más leve corresponde al comisario Gustavo González, con pena de un año y 6 meses. También se pedía para él una sanción de 12 años.

El sargento Fabián Peralta Dattoli fue condenado a 1 año y 8 meses, de prisión. De 10 de años era la condena pedida por la investigación.

Resultaron absueltos el oficial Cristian Ingas y el cabo Mario Osorio.

 

Nulidad y desacuerdo

En la previa del veredicto, el abogado de Rafael Sosa, junto a sus pares, solicitó la nulidad de lo actuado en el juicio.

Sostuvo tal pedido en el papel jugado por el presunto informante de la policía Juan "el Francés" Viarnes, que actualmente se encuentra prófugo de la Justicia. 

"Esta persona estaba imputada, estaba presa. Se le recibió declaración sin su abogado defensor. Esa es una falta demasiado grave. Eso acarrea la nulidad de todo el caso, desde ese momento", indicó Gustavo Franco.

Además, consideró que, por la ausencia de pruebas, de no resolverse la nulidad, Sosa debería ser absuelto.

"A lo largo de las audiencias ha quedado en claro que se trató de una fábula de este personaje, que vino a Córdoba con fines inconfesables. Por suerte, este tipo de juicios permite poner al descubierto, cuando se arma una fábula. Acá quedó demostrado que no hay una sola prueba", añadió.


 

Además, hicieron uso de la última palabra los comisarios González y Seine. Ambos pidieron "justicia", al tiempo que se mostraron confiados en que "la verdad" prevalecería.

El abogado del primero ya había negado la existencia de los delitos por los que su defendido había sido acusado.

OPINIÓN
mrvilla
Por Miguel Rodriguez Villafañe


gmariani
Por Guillermo Mariani


ggoldes
Por Guillermo Goldes