Google+
Obregón Cano: "Me secuestraron por portación de apellido"
Declaró Ricardo Obregón Cano, hijo del ex gobernador de Córdoba derrocado en "El Navarrazo", en la megacausa de La Perla.
imagen
Informe de Jorge Vasalo (audio Radio Universidad)

Obregón Cano sostuvo al declarar en el juicio que se lleva a cabo por crímenes de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención La Perla, que cuando lo estuvo secuestrado en el centro clandestino de detención La Ribera, uno de los represores le dijo: "vos estás aquí por portación de apellido. Tu padre se nos escapó por casualidad".

Su padre, Ricardo Obregón Cano, ex gobernador constitucional de Córdoba electo en 1973 junto al dirigente gremial y uno de los líderes del Córdobazo, Atilio López, fue derrocado por el golpe policial encabezado por el coronel Antonio Navarro, en esos momentos jefe de la policía, el 27 de febrero de 1974.

El testigo recordó que su padre, tras conocer el asesinato de López, ocurrido el 16 de setiembre de 1974 en cercanías de Capilla del Señor en la provincia de Buenos Aires a manos del grupo para-militar conocido como la Triple A, decidió exiliarse con toda la familia en México.

Obregó Cano precisó que fue secuestrado el 16 de julio de 1976, y al día siguiente de su secuestro "me enteré que estaba en Campo de La Ribera", que funcionaba con centro clandeestino de detención y torturas.

Precisó que en ese lugar "estábamos todos en el suelo y nos dieron una frazada para dos o tres. A la noche yo puse la frazada contra la ventana para protegernos un poco del frío y dormíamos amontonados para darnos calor. Entró un militar y al ver la frazada la arrancó diciendo: 'Maricones de mierda'... Y eso no era nada".

El testigo recordó que uno de sus secuestradores le dijo: "estás aquí por portación de apellido. Tu padre se nos escapó por casualidad".

Otro testimonio fue el brindado por Rubén Eduardo Vergara, en relación al secuestro de su hermano, Rodolfo José, ocurrido en 24 de mayo de 1977 y de su compañera, Heminia Falik, secuestrada el 24 de diciembre de 1976 y asesinada ese mismo dìa cuando era torturada en La Perla y aún permanece en condición de desaparecida.

En la audiencia también declaró Francisca Aybal, hija adoptiva de Paual Aybal, militante del Partido Revolucionario de los Trbabajadores (PRT), secuestrada en 1977, llevada al centro clandestino de detención y torturas La Perla y aún permanece en condición de desaparecida.

Recordó que cuando tenía 9 años, Paula salió de la casa y no volvió nunca más: "volví de la escuela y ya no estaba. A la madrugada, vinieron dos hombres y me llevaron al hospital militar".

Francisca permaneció en ese lugar durante algún tiempo hasta que fue rescatada por una enfermera de apellido Pajón de Castillo quien la tuvo en guardia al comienzo y finalmente completó los trámites de adopción. Nunca más volvió a saber de Paula.

Finalmente declaró Juan Cruz Astelarra, secuestrado en agosto de 1977 cuando militaba en un centro de estudiantes y alojado en el centro clandestino de torturas La Ribera.

Su hermana, Patricia Astelarra estuvo en calidad de desaparecida en La Perla y Campo de la Ribera desde el 1 de julio de 1976 hasta que fue legalizada y trasladada a la cárcel del Buen Pastor el 15 de septiembre de 1976. Antes de ello, su familia había sido extorsionada para pagar un rescate por ella.

Tras escuchar los testimonios, el Tribunal Oral Federal número 1 (TOF1), resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta mañana a las 9.30.

Fuente: Télam.