Google+
Reforma Universitaria: hace cien años empezaba todo
Elección de rector terminó con incidentes. Luego, estudiantes declararon el 15 de junio “Día de las Universidades Nacionales”.
Imagenes
Youtube
imagen
Juan Cruz Taborda Varela - FM 102.3 / Mirá Quien Habla

Este viernes tiene como identificación marcar la fecha exacta del comienzo de la Reforma Universitaria. En realidad, aquel sábado de 1918 una Universidad Nacional de Córdoba conservadora eligió rector, y aquel hecho terminó con graves incidentes, tras el triunfo de Enrique Nores.

Los estudiantes reformistas, dispuestos a todo, estuvieron presentes en la votación en el Salón de Grados ubicado en calle Obispo Trejo y no toleraron la programada derrota de su candidato, Enrique Martínez Paz. La toma de la Asamblea, seguida de la declaración de una huelga general, marcó el principio de un movimiento que no se detendría.

La declaración del Manifiesto Liminar, con las principales nociones del movimiento, sería otro de los puntos centrales.

"La juventud ya no pide. Exige que se le reconozca el derecho a exteriorizar ese pensamiento propio de los cuerpos universitarios por medio de sus representantes. Está cansada de soportar a los tiranos. Si ha sido capaz de realizar una revolución en las conciencias, no puede desconocérsele la capacidad de intervenir en el gobierno de su propia casa", reza en una parte su texto.

Poco después, en el mes de julio, Córdoba sería sede del primer Congreso Nacional de Estudiantes, y allí, por su simbología, se declararía el 15 de junio como el “Día de las Universidades Nacionales”.

En aquel acto, a nivel país se fortalecieron los preceptos de los reformistas. De todos modos, no sería hasta septiembre, con la toma del edificio principal, que los estudiantes tendrían su máximo éxito.

Se autoproclaman rectores y decanos, toman exámenes y generan la intervención del gobierno de Hipólito Yrigoyen, con una designación que les cae al estudiantado como anillo al dedo.

OPINIÓN
mrvilla
Por Miguel Rodriguez Villafañe


gmariani
Por Guillermo Mariani


ggoldes
Por Guillermo Goldes