Google+
SECRETOS DEL PODER MULTIMILLONARIO

gmariani
Por Guillermo Mariani

¿Qué es lo que puede hacer (amparado por el sistema neoliberalcapitalista) un multimillonario, que siga acumulando, desde una función o cargo con jurisdicción nacional?

Esta es la pregunta que muchos no se han hecho y que se está respondiendo cada día, en los acontecimientos en que nos estamos dejando envolver, como si se tratara simplemente de “travesuras o picardías” democráticas y políticas.

Lo primero que puede hacer es buscar para sí y sus allegados un blanqueo, de dinero mal habido, por diferentes ilegalidades, para que nadie pueda sospechar corrupción. Se hace indispensable, antes del dictado de la ley, que la Legislatura seguramente aprobará por obediencia partidaria de algunos y pretexto de gobernabilidad por otros, dar un motivo aceptable ¡Ya está el engaño perfecto! “Con el dinero blanqueado en circulación se instrumentará la rehabilitación histórica de los jubilados”.

Lo segundo es convertir en cómplices suficientemente recompensados a las empresas periodísticas más importantes del momento, que prometerán, ingeniosamente, hacer aparecer como justas y populares todas las decisiones oficiales.

Lo tercero que puede hacer es observar cuidadosamente la conducta de los Jueces; que muestren ambición, necesidad o voluntad de permanencia, para halagarlos y obsequiarlos de manera que permanezcan sometidos a sus maniobras y desechen las denuncias en su contra, entregando a los medios las que acusen a opositores.

En cuarto lugar es muy buena táctica, el armado de un clima de temor con una represión que frene eficazmente cualquier resistencia al sometimiento o búsqueda de mejoras reales pero que, empobreciendo al gobierno, pueda afectar también la seguridad de sus millones. Será bueno entonces aumentar la represión, sin ningún límite, a edida que crece la impopularidad con la constatación de que la ilusión de administración incorrupta se haya convertido en empobrecimiento creciente, y crezca a la par lo multitudinario de las protestas.

Aparentar que no existen ni la crisis económica provocada en una parte por la situación mundial a la que nos unimos espontáneamente por el reconocimiento y pago de deudas usurarias; por una segunda causa, el desfinanciamiento del Estado privilegiando a cómplices; y por una tercera, que es la propia ineptitud para buscar soluciones o desechar las que fueron anteriormente exitosas.

Recurrir a la mentira, usando la fantasía de periodistas falsos, pero famosos por la magnitud de sus denuncias, imaginadas con ferocidad delincuente, para atribuir a administraciones anteriores todas las dificultades que él o ellos (porque siempre son equipo) no saben afrontar.

Aprovechar el silencio prudente y conciliador (con una de cal y una de arena) de instituciones poderosas, como sindicatos obreros, organizaciones sociales, justicia independiente, Iglesia jerárquica…etc. para avanzar en su proyecto de sujeción colonialista, adquiriendo dominio al lado de los grandes capitales

Finalmente, caer en la represión más intensa, abarcativa y profunda, comprometiéndose con planes de desaparición, secuestro o asesinato de personas comprometidas con el pueblo y el esfuerzo de solucionar sus dificultades reales, violando para eso todas las normas nacionales, internacionales y de convivencia humana, que luego está seguro de tapar y disimular con el abundante dinero de compra-venta, siempre disponible en sus bolsillos

“Poderoso caballero es Don Dinero” es la frase del poeta Francisco de Quevedo (poeta español del siglo XVII) que no pareciera poder abarcar este fenómeno capitalista de compra-venta de personas y vidas. Quizás en otro tiempo fue así. Para nosotros hoy, tiene un cruel significado:

¿Dónde está Santiago Maldonado?

OPINIÓN
mrvilla
Por Miguel Rodriguez Villafañe


gmariani
Por Guillermo Mariani


ggoldes
Por Guillermo Goldes