Google+
Tras cuarta noche sin colectivos, usuarios esperan respuestas
Las empresas siguen desconociendo, a nivel nacional, un aumento del 5,7 por ciento que se había acordado para los trabajadores.
imagen

El cuarto paro consecutivo del transporte urbano se ratificó tras una nueva reunión infructuosa en el Secretaría de Trabajo de la Nación, y se cumplió en horas de la noche en todo el país, con Córdoba incluida.

Los empresarios mantienen la postura de no convalidar el aumento del 5,7% para septiembre que se acordó en paritaria, y el próximo encuentro entre las partes se fijó para el jueves 18 de octubre a las 11:00.

El miércoles pasado la patronal incluso advirtió que podría reducir el servicio y suspender personal si no se acordaba un suba de las tarifas.

El martes hubo conciliación obligatoria de parte del Ministerio de Trabajo de Córdoba, pero con un gremio intervenido por la Secretaría del Interior de la propia Unión Tranviarios Automotor (UTA) a nivel nacional, no hubo quien responda.

El estado de “alerta” en el que se encuentra el gremio de choferes aguarda respuestas de parte de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap), que pese a firmar acuerdo por subas salariales en julio, recientemente se desdijo, no cumplió con los pagos acordados a miles de trabajadores de todo el interior del país y ahora pide medidas ante la presunta quita de subsidios de parte del Estado nacional.

Con demora, las empresas prestatarias en tierras cordobesas depositaron el saldo del salario el pasado lunes, con el aumento acordado incluido y previo "préstamo con devolución" de parte del municipio, correspondiente al mes de septiembre. Pero el sindicato mantuvo la medida en solidaridad con lo que ocurre en otras jurisdicciones y con la inminente quita de subsidios de parte del gobierno nacional.