Google+
Wi-Fi gratuito, una promesa que reaparece tras cuatro años
El gobierno lo había anunciado en 2010 y nunca funcionó de manera correcta. La oposición denunció la inversión ya erogada.
imagen

"Como regalo de cumpleaños para la ciudad, la provincia ha decidido instalar Wi-Fi en todo Córdoba capital para que sus habitantes puedan tener internet gratis".

De este modo, el seis de julio de 2010 el por entonces gobernador de Córdoba Juan Schiaretti, anunciaba su ambicioso plan para instalar internet gratuito en gran parte de la provincia durante los actos por el aniversario número 437 de la fundación de la ciudad capital.

En aquel momento se indicó que el servicio demandaría una inversión inicial de 30 millones de pesos que sería financiada por el gobierno provincial y administrada por la Empresa Provincial de Energía Eléctrica (Epec).

Poco después, la promesa incluyó a las principales ciudades del interior provincial. Para el caso de Rio Cuarto, por ejemplo, se indicó que el monto de la inversión sería de unos 4,4 millones de pesos.

El plan comenzaría con la cobertura en las localidades de más de mil habitantes durante 2011 y en los siguientes dos años en las comunas de menos de mil pobladores.

"En un año más, el 98,5 % de los cordobeses va a tener Wi-Fi gratis en sus lugares de residencia para que las nuevas tecnologías estén a disposición de toda la población en todo el territorio provincial", aseguraba Juan Schiaretti hace cuatro años.

 

Detalles

El desarrollo del proyecto quedó a cargo de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por las empresas IR Comunicaciones y Galander SA, dos empresas reconocidas en el rubro de las telecomunicaciones, en tanto Epec sería la encargada de la provisión del servicio.

La primera etapa debía estar terminada en noviembre de 2011 incluyendo 14 ciudades. Un año después, hacia fines de 2012, ya debían ser 236 las localidades con cobertura. La inversión se estimaba en 140 millones de pesos (65 millones en la primera etapa y 75 en la segunda).

Para no perjudicar a las empresas privadas, se indicó que el servicio de Wi-Fi gratuito estaría restringido sólo a espacios y edificios públicos como plazas, escuelas, dependencias del estado y hospitales.

También se hizo saber que el acceso a internet estaría restringido sólo al uso de casillas de web mails y redes sociales mientras que no se permitiría acceder a páginas web con contenidos pornográficos y aquellas que se utilizan para la descarga de música y videos.

 

¿Relanzamiento?

Días después de que el tema fuera tratado en el segmento #QueFueDe? en el programa Cara y Cruz de Radio Universidad y sin lograr que algún funcionario confirmara oficialmente que el servicio no había operado correctamente en la mayoría de los lugares prometidos, el gobierno adelantó que este año relanzarán el servicio de Wi-Fi gratuito.

A través de una nota publicada en el diario Día a Día, el ingeniero Luis Giovine, secretario de Desarrollo Energético del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos de la Provincia indicó días atrás que: “se están haciendo los últimos retoques al sistema. Vamos a relanzar el servicio Wi-Fi de Epec antes de fin de año”.

Como ya se había dicho en el lanzamiento original, Giovine aseguró que la red estará operativa en las cuatro mayores ciudades cordobesas: Capital, Río Cuarto, Villa María y San Francisco, con más de 2.200 puntos de acceso y con una inversión inicial ya ejecutada de unos 50 millones de pesos.

 

Denuncia

En mayo de 2012, el Vocal del Directorio del Ente Regulador de los Servicios Públicos (ERSeP) en representación del Frente Cívico, Juan Pablo Quinteros realizó una denuncia penal por el servicio.

La demanda fue dirigida en contra del Directorio de la Epec, del ex Gobernador Juan Schiaretti y en contra de los responsables de las empresas integrantes de la U.T.E. conformada por IR Comunicaciones y Galander S.A.

Al argumentar la denuncia, Quinteros consideró que los anuncios de Juan Schiaretti tuvieron “fines electorales” y que al comprobarse que el servicio nunca funcionó correctamente se está frente a “un accionar premeditado entre el ejecutivo provincial, las autoridades de Epec y la U.T.E que tiene a su cargo la ejecución del proyecto, para perjudicar a la administración pública, encarando un proyecto que desde su formulación resultaba claramente inviable y por el cual se abonaron más de 25 millones de pesos”.

“La plata se gastó, el servicio no funciona, nadie puede decir a ciencia cierta si alguna vez funcionará y todos los cordobeses debemos pagar el costo de un accionar fraudulento al que solo una justicia independiente, proba y valiente podrá poner freno”, aseguró en aquel momento Juan Pablo Quinteros en declaraciones a los medios de comunicación.

Cuatro meses después, se amplió la denuncia original y se entregó en la Fiscalía Anticorrupción un comprobante del aporte de unos 50 mil pesos que habría hecho una de las firmas adjudicatarias (IR Comunicaciones), a la campaña electoral de la fórmula para competir por la intendencia de Córdoba integrada por Héctor Campana y Alejandra Vigo.

Para Juan Pablo Quinteros, esa donación “confirmaba las sospechas sobre la relación entre el Gobierno provincial y la UTE” en relación al negocio de instalación del Wi-Fi gratuito.

Hasta el momento, la denuncia no prosperó en la Fiscalía Anticorrupción a cargo de Gustavo Hidalgo.
 

OPINIÓN
mrvilla
Por Miguel Rodriguez Villafañe


ggoldes
Por Guillermo Goldes

lcrisafulli
Por Lucas Crisafulli

mlafuente
Por Manolo Lafuente