Wanchope Abila estuvo de visita en la escuelita de fútbol de Instituto este lunes y la alegría inundó a los pibes presentes.

El  delantero de Boca (que se esta recuperando de un desagarro en el aductor izquierdo) no se olvida de sus orígenes y en su estadía en Córdoba aprovechó para recorrer el predio de La Agustina.

También estuvo Franco Canever, el lateral izquierdo albirrojo.

¡Grande Wanchope!