Con la llegada del verano y las vacaciones, las piletas y escuelas de verano son un destino ideal para los más chicos.

La Dirección de Maternidad e Infancia aportan recomendaciones para que niños y niñas puedan disfrutar del agua sin accidentes.

“Cuándo permanezcan en ríos y cursos de agua, se requiere siempre de personas adultas atentas a ellos”, afirmó Teresa Arinci, del área de Salud Integral del Niño.

Marcela Yanover, directora de Maternidad e Infancia, agregó que siempre los adultos deben revisar el lugar antes del ingreso de niños y niñas al agua.

Además, Yanover recomendó el uso de chalecos con broches y correas en la zona inguinal. “No hay que confiarse de flotadores, ya que son susceptibles a pincharse", advirtió.

Para menores de dos años, solo deben permanecer en la orilla y sujetos en todo momento por un mayor.

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) recomienda para piletas domiciliarias:

  • Deben estar protegidas siempre por un cerco de una altura mínima de un metro.
  • No se deben dejar sillas próximas al cerco, ya que los niños podrían usarlas para treparse.
  • No dejar en la pileta objetos o juguetes que les llamen la atención, ya que probablemente intenten buscarlos.

Mirá las Noticias Destacadas