Un empleado de una panadería envió un audio por error donde confesaba la picardía.

Un particular hecho ocurrió en una panadería de barrio Poeta Lugones. Un empleado tenía agendado a su jefe como “hdp" y le envió un audio donde le confesaba esa acción. Luego de esto, el dueño del lugar lo despidió.

Según comentó el empleado, llamado Gustavo Monjes, a Cadena 3, todo comenzó con un problema a la hora de enviar un audio. Monjes tenía intención de enviar un mensaje en el que le pedía al jefe que su compañero fuera más temprano a trabajar. Pero el audio no solo no se envió, si no que continuó grabando.

Por esto, en el mensaje se incluyó la conversación que tuvo el empleado cuando terminó, según creyó, de mandar el audio. Se encontraba con amigos y les comentó que tenía agendado a su jefe como “hdp" y se rieron al respecto. Luego, cuando le ingresó una llamada, pudo ver que el audio se habían enviado con el primer mensaje y con la conversación con sus compañeros.

“Las cosas no venían bien entre nosotros y por eso lo había guardado así", comentó Monjes. Luego de ser despedido, y tras tres días sin tener respuesta por parte de su superior, el empleado envió una carta documento para encontrar una solución junto a su abogado.

Gustavo Monjes asegura que el despido fue sin causa justa y que lo tenían en negro.

Mirá las Noticias Destacadas