La fuerte suba en la cotización del dólar generó que las actividades comerciales se reduzcan a casi cero, en medio de una gran incertidumbre

La cuestión se palpó desde en el vendedor de bebidas para una milonga cordobesa, pasando por las agencias de turismo y hasta en una buena parte de las industrias, que sufrieron rechazos en sus intentos por adquirir repuestos.

La nueva corrida bancaria, con una devaluación del peso del veinte por ciento el día posterior a las elecciones primarias, tiene a la economía en stand by.

La incertidumbre se multiplica en todos los sectores.

Los $ 55 que marca hoy la pizarra en la cotización del dólar traen consecuencias ahora, aunque no se detendrán.

Aún con dos meses y medio por delante hasta las elecciones generales, se aguardan reacciones.

El propio presidente Mauricio Macri lo anticipó este lunes, mientras intentaba sostener alguna chance de reelección en octubre.

“Los mercados no confían en el kirchnerismo, por eso respondieron así. Es su responsabilidad intentar convencerlos desde ahora. A nosotros nos quita la posibilidad de una inflación que, en agosto, iba en camino a ser del 1 y pico por ciento”, sentenció intentando deslindar responsabilidades propias.

Mirá las Noticias Destacadas