Franco tenía 13 años y el domingo había salido de su casa para ir a la pileta con amigos. Otro joven habría confesado el crimen.

Efectivos de la Policía de Córdoba encontraron muerto a Franco, el chico de 13 años que era intensamente buscado desde el domingo en Río Segundo.

El adolescente salió en bicicleta de su casa para ir a una pileta con amigos y jamás regresó.

La policía detuvo a otro adolescente de 16 años que según trascendió, habría admitido el hecho y confesado que lo ultimó de un mazazo.

Con los datos brindados por el detenido en su testimonio, el personal policial pudo dar con el cuerpo del adolescente asesinado.

Ahora se aguarda obtener más datos de la declaración del detenido para conocer los móviles que habrían producido el crimen y habrían inducido al detenido a producir semejante ataque.

En las últimas horas familiares y amigos del chico muerto atacaron a pedradas la sede policial pidiendo el esclarecimiento del asesinato.