El parque estará en Corrientes y tendrá una extensión de 159.800 hectáreas.

En el marco de las sesiones extraordinarias del Congreso, la Cámara de Diputados aprobó la creación del Parque Nacional Iberá. El futuro parque estará ubicado en Corrientes y contará con una extensión de 159.800 hectáreas.

Los terrenos, que ya se encontraban dentro de la Reserva Natural Iberá, fueron donados por las fundaciones Conservation Land Trust Argentina (CLT) y Flora y Fauna Argentina.
De esta forma, los terrenos que eran propiedad de privados pasará a estar en manos del Estado Nacional. Junto al Parque Provincial Iberá se conforma un parque natural de 712.800 hectáreas.
El objetivo de la reserva y los parques es la conservación de los recursos naturales y culturales de la región. Además, Conservation Land Trust Argentina está realizando tareas de reintroducción de animales en los Esteros del Iberá.
Sebastián Di Martino, integrante de la fundación, explicó a el programa La Perra Vida de Radio Universidad que ya poseen dos yaguaretés de 6 meses para reintroducir al ecosistema. “Esperamos en dos años tenerlos en el Iberá", agregó.
Además, la fundación ya reintrodujo otras especies cuya población en los esteros se habían reducido o extintos. “En el año 2007 empezamos con los osos hormigueros gigantes. En el año 2009, con el venado de las pampas y en el 2015, con los pecaríes de collar", contó Di Martino.
Cabe recordar que la medida fue criticada por varias ONG. Entre ellas, Mabel Moulin de la Fundación Iberá Patrimonio de los Correntinos indicó que “el plan de Tompkins (ya fallecido) afectaría a poblaciones de comunidades en siete departamentos provinciales".
En tal sentido, Moulin se pregunta qué ocurrirá con los pobladores de la región y con sus actividades comerciales.