La reforma incorpora al código las leyes de Flagrancia, del Colaborador Eficaz, Técnicas Especiales de Investigación, entre otras.

La Cámara de Diputados, en sesión extraordinaria, aprobó la reforma al Código Procesal Penal. El proyecto actualiza la normativa e incorpora varias leyes aprobadas por el Congreso.

La reforma fue aprobada por 134 votos a favor y 55 en contra. Cambiemos impulsó el proyecto. El Frente Renovador y el interbloque Argentina Federal acompañaron a la medida. El Frente para la Victoria votó en contra.

El fundamento del proyecto es modernizar los mecanismos de persecución penal de los delitos federales a través de la incorporación de herramientas para la investigación de ilícitos complejos como el narcotráfico, hechos de corrupción, trata de personas y crimen organizado.

El nuevo Código incorpora las leyes de Flagrancia, del Colaborador Eficaz, Técnicas Especiales de Investigación, Responsabilidad Penal Empresaria y de Ejecución de la Pena, sancionadas en los últimos años.

Además, la Justicia federal deberá implementar un sistema adversarial donde se distinga la función de investigación que debe realizar los fiscales y la función de juzgar que es responsabilidad del juez.

“(El nuevo Código) permite lograr procesos más rápidos, sencillos y transparentes, e investigaciones eficaces para el juzgamiento de los delitos y la protección de los intereses de la sociedad", declaró el ministro de Justicia, Germán Garavano.

En diciembre de 2014 se había aprobado el nuevo Código Procesal Penal de la Nación, bajo la Ley 27.063. La entrada en vigencia del Código estaba planificado para el 1 de marzo del 2016.

Sin embargo, en diciembre del 2015, apenas asumió Mauricio Macri, el Poder Ejecutivo suspendió la entrada en vigencia del Código.

“El código aprobado en 2014 era incompleto porque no contemplaba la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado”, afirmó en sesión la diputada Gabriela Burgos de la Unión Cívica Radical. “No estaban dadas las garantías necesarias para su aplicación”, agregó.