Darío Badaracco fue golpeado y quemado con agua caliente por compañeros de celda. Desde el 2017 cumplía condena por el crimen de la joven.

El único detenido que cumplía condena por el femicidio de Araceli Fulles, Darío Baradaracco, murió tras haber sido golpeado y quemado con agua caliente por dos compañeros de celda, en la Cárcel de Sierra Chica, provincia de Buenos Aires.

El ataque se produjo el pasado 8 de abril. Desde entonces, Badaracco, que registraba el 60% de su cuerpo con quemaduras, se encontraba internado en el Hospital de Olavarría donde finalmente falleció.

Uno de los atacantes cumple condena por lesiones leves y violación de domicilio, mientras que el otro por homicidio. Ahora, investigación mediante, enfrentan una nueva causa por homicidio.

Sobre el caso Araceli Fulles

Araceli había sido vista con vida por última vez el 2 de abril de 2017 y fue buscada intensamente desde entonces en el partido bonaerense de San Martín. El jueves 27, con perros rastreadores lograron dar con su cuerpo, que estaba desnudo y cubierto con cal debajo de un contrapiso, a unos 35 centímetros de profundidad, en la casa de la familia Badaracco.

Araceli murió por “asfixia mecánica" por “estrangulamiento a lazo" con un elemento compatible con precintos plásticos. Por el caso fueron detenidos cinco hombres, entre ellos Hernán Badaracco, hermano de Darío. Pero a los pocos días todos fueron liberados.

Sin embargo, aun hay ocho hombres imputados como cómplices de femicidio que aguardan en libertad por el juicio: Hernán Badaracco, hermano de Darío, Carlos Damián Cassalz, Marcelo Escobedo, Jonathan y Emanuel Ávalos, Hugo Cabañas, Daniel Alanis y Marcos Ibarra.

Mirá las Noticias Destacadas