Derrotó a Libertad 85 a 81. Para forzar un triple empate por la permanencia debe ganar el último juego y que Peñarol venza a Quilmes.

Atenas ganó un partido clave frente a Libertad por 85-81 y llegará a la última fecha de la Fase Regular con la esperanza intacta de esquivar el playoffs por la permanencia.

Con corazón y actitud el Griego sumó un triunfo que lo mantiene con vida en este desafío de esquivar el playoffs por la permanencia en la categoría.

Ahora el domingo visitará a Estudiantes de Concordia con una única misión: ganar y esperar a que Quilmes derrote a Peñarol en el clásico marplatense para hacer borrón y cuenta nueva en esta dura temporada.

El inicio del partido fue por demás parejo. Nicolás Romano cargó con la responsabilidad ofensiva (11 puntos) y el equipo padeció el buen pasaje de Martín Cuello (9), sobre quien los cambios de defensa no dieron resultado. De todos modos, sobre el cierre el Griego destrabó las acciones y se quedó con el 24-16.

Un cachetazo fue lo que pegó el dueño de casa en los primeros minutos del segundo segmento. Parcial de 10-2 para achicar 27-26 y tirar por la borda el esfuerzo cordobés en los minutos finales del cuarto anterior. Pero a partir de ese momento, y en el medio de la “mala", llegó la reacción. Fue importante Fernando Martina en los dos cestos y Johnathan Moore dijo presente. El Verde defendió mejor, pudo correr y tomó máxima de 10 (44-34). Pero malas decisiones en los últimos segundos permitió que el elenco de Sunchales acortara 44-38.

Puro vértigo fue lo que se vio al regreso del descanso largo y a Atenas eso no lo benefició. En ningún momento pudo hacer pie, pecó con sus individualidades y Libertad lo aprovechó para adueñarse de las acciones en base a la gran tarea de Cuello y su mejor defensa. Un doble de Martina fue apenas la diferencia en el último segundo para que los de Osvaldo Arduh se metieran se fueran al descanso corto final 59-57.

En el cuarto final sería a todo o nada, y así lo entendió el Verde. Lo terminó ganando con más corazón y actitud que con buen básquetbol. Cometió mucho errores y casi lo paga caro. Pero la instancia y lo que se juega amerita más el qué que el cómo. Fue triunfo por 85-81 y la esperanza sigue viva.

Mirá las Noticias Destacadas