El hospital de Niños recibe a diario lesiones de este tipo. Médicos advierten que se debe vigilar el juego de los niños con los perros.

Desde el Hospital de Niños describen como “una situación habitual y diaria" que lleguen chicos con lesiones de diversa gravedad provocadas por perros.

Esto pone en el foco una problemática permanente: la interacción de los niños con mascotas peligrosas o chicos que no están educados para jugar con seguridad con los perros.

María Eugenia Gordillo, jefa del servicio de Emergencias del nosocomio, indicó a Canal 10 que reciben “de uno a dos niños mordidos por perros en el servicio de emergencias, de los cuales uno cada 15 días requiere internación por la gravedad de las lesiones".

“La mayoría, el 70 u 80 por ciento de las lesiones se produce dentro de las viviendas. La mitad por un perro conocido por el niño, y la otra mitad, en la visita a un hogar conocido. Si no, en los espacios públicos", apuntó la doctora.

Gordillo afirmó que esta problemática existió “siempre, probablemente en los últimos años, debido a que la gente tiene perros más agresivos, de caza o para cuidar el hogar, las consecuencias y las lesiones son mayores".

“Tener un perro en el hogar, que es muy importante para el desarrollo de los niños, significa educar al perro y educar a los niños sobre cómo manejarse" para evitar situaciones de peligro, dijo la médica.

El perro “es un integrante más de la familia, que requiere toda la atención del mundo y la educación. A su vez, los niños, hay que educarlos sobre cómo comportarse con el perro, que no es un juguete más.

Con respecto a las razas de perro, Gordillo apuntó: “Hay razas que teóricamente son mucho más agresivas, y cuando uno tiene niños pequeños, hay que poner atención en la raza. Aunque con razas muy tranquilas se tienen accidentes si el niño no está educado", concluyó.

Mirá las Noticias Destacadas