El menor de 5 años quedó en el coche y fue hallado por la Policía momentos después en una colectora de avenida Circunvalación.

Un grupo de ladrones robaron un vehículo que permanecía estacionado en el ingreso a una panadería de Villa Eucarística, sin darse cuenta que en el asiento trasero había un niño de cinco años.

El episodio ocurrió el pasado domingo, a las 18, cuando el papá bajó a hacer compras con otro de sus hijos y había dejado al más pequeño en el asiento trasero durmiendo, con las llaves puestas y las ventanillas bajas.

Fue convocado telefónicamente la Policía e inmediatamente encontraron al niño, sobre la avenida colectora norte de Circunvalación.

El vehículo apareció momentos después, abandonado.

Mirá las Noticias Destacadas