Pablo Carrasco sufrió tres disparos y se encuentra internado. Denunció a un dirigente del gremio hace 5 años. Saillen negó vinculación.

Pablo Carrasco, exempleado de Crese, fue baleado el miércoles a la noche, en su casa de barrio Villa El Libertador, por una persona que huyó tras gatillar cuatro veces contra el cuerpo del hombre de 37 años.

El abogado Marcelo Villarroel vinculó el ataque con la denuncia, que su defendido presentó hace 5 años, contra el dirigente del Sindicato Único de Recolección de Residuos y Barrido de Córdoba (Surrbac) Pascual Catramboni.

“Carrasco integraba una lista opositora en ese momento, fue despedido de la empresa Crese y se inició una denuncia penal", dijo Villarroel. Además aclaró que la víctima no tenía ningún problema “ni con vecinos, ni con nadie".

El letrado afirmó que Catrambone integraba parte del directorio de Crese y realizaba contrataciones directas con empresas conformadas por personal que integra la comisión directiva del Surrbac.

La investigación sobre lo ocurrido en la barriada del sur cordobés está a cargo del fiscal Alfredo Villegas. En tanto que Carrasco se encuentra en la Clínica de la Familia por las heridas que sufrió en un antebrazo, el abdomen y un muslo.

Mauricio Saillen, titular del Surrbac, negó a través de un comunicado la vinculación de la entidad gremial con el hecho criminal al calificar de “operación" de los medios de comunicación la sospecha debido a la denuncia contra Catramboni.

“Es curioso que, ante el lamentable hecho del que fue víctima, los medios recuerden como único antecedente su frustrado intento de presentarse a elecciones y su presentación ante la justicia. Al hacerlo -ellos lo saben- construyen la sospecha sobre nuestra organización y empiezan a ponerle rostro, nombre y apellido a un supuesto culpable, para que sea condenado por la opinión pública", se indica en el documento.

Mirá las Noticias Destacadas