El triunfo ante Godoy Cruz bajo la lluvia le terminó costando más caro de lo pensado a Boca. Es que Emanuel Reynoso finalizó el primer tiempo con mucho dolor en la rodilla tras un choque en una de las últimas jugadas y no salió a jugar el complemento.

Tras el partido le hicieron estudios preliminares en el vestuario y las noticias no son para nada buenas: el cordobés sufrió un esguince de considerable gravedad de ligamento colateral de la rodilla derecha, y si bien en las próximas horas se hará análisis más precisos, desde el cuerpo médico creen que la recuperación demandaría alrededor de un mes.