En una investigación conexa investiga el rol de una serie de empresarios y extitulares de la Cámara Argentina de la Construcción.

El juez Claudio Bonadio ordenó una batería de medidas, en una ramificación de la causa de los cuadernos, que apunta al rol de los empresarios en el entramado de coimas que es materia de investigación.

El magistrado requirió 82 allanamientos a 71 empresas, dependencias públicas y la Cámara Argentina de la Construcción por la participaron en la obra pública que se adjudicó entre 2003 y 2015.

En noviembre pasado el juez federal le solicitó a la Inspección General de Justicia (IGJ) los nombres de los titulares de las firmas implicadas.

Desde que comenzó la causa, a raíz del material que aportó el exchofer Oscar Centeno, la mayoría de los hombres de negocios que fueron detenidos se convirtieron en imputados-colaboradores.

El listado de empresas incluye a Iecsa, que estuvo bajo el ala de la familia del presidente Mauricio Macri, cómo también Esuco y José J. Chediack que pertenecen a los extitulares de la CAC, Carlos Wagner y Juan Chediack.

Otras firmas alcanzadas por la medida son Benito Roggio e Hijos, Decavial, Supercemento, Luis Losi, Panedile Argentina, Coarco y Equimac. Tambíen figura Electroingeniería cuyo dueño, Gerardo Ferreyra, es el único hombre de negocios que permanece detenido.

La lista de los empresarios fue entregada por el financista Ernesto Clarens quien manifestó ser el encargado de recolectar el dinero.

Mirá las Noticias Destacadas