Es una propuesta de Eduardo, hijo del presidente y actual diputado nacional.

El diputado nacional Eduardo Bolsonaro (PSL-SP), presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara e hijo del presidente Jair Bolsonaro, defendió el martes la posesión de armas nucleares y dijo que Brasil sería tomado “más en serio” si tuviera un “poder bélico mayor.”

“Es como dice el [presidente Donald] Trump: un gran gobierno empieza con grandes Fuerzas Armadas. Si tuviérmoa cazas Gripen,  o hubiéramos concluido ya con el Prosub [Programa de Desarrollo de Submarinos], con los submarinos nucleares que tienen autonomía mucho más grande,  si tuviéramos un mayor poder bélico, tal vez fuéramos tomados más en serio por Maduro, o temidos quien sabe por China o por Rusia”, declaró el diputado, durante una conferencia a alumnos del curso superior de Defensa de la Escuela Superior de Guerra, realizada en la Cámara.

Agregó: “Es un tema muy complicado, pero creo que puede un día volver al debate aquí, quién sabe rescatando las palabras del [diputado fallecido] Enéas Carneiro, son las bombas nucleares  las que garantizan la paz en Pakistán; ¿como sería la relación de Pakistán con la India si sólo uno de los dos tuviera poder nuclear “.

“Yo soy entusiasta de esa visión. Poco me importa, van a decir que soy agresivo o que quiero incendiar el mundo, pero de hecho, ¿por qué el mundo entero respeta a Estados Unidos? Es el único país que tiene condiciones de abrir dos frentes militares, dos guerras en cualquier lugar del planeta “, agregó el parlamentario.

“El terrorista, el criminal, el dictador sanguinario sólo respetan una cosa: la fuerza”, concluyó.

El ex diputado Enéas Carneiro, muerto en 2007, defendía que Brasil desarrollara una bomba atómica para que el país se impusiera ante la comunidad internacional.

“Lo políticamente correcto me impide hablar algunas cosas, tengo que decir que todo está bien, que nunca entraremos en guerra, que ustedes pueden quedarse tranquilos, es una ironía lo que estoy hablando”

 A pesar del tono de las declaraciones, Eduardo Bolsonaro dijo no estar “confabulando para preparar una guerra”.  “Porque no tengo poderes para eso”, dijo.

Según él, en caso de “alguna situación de ese género” suceda, la respuesta de Brasil será coordinada por el Ministerio de Defensa, hoy encabezado por Fernando Azevedo e Silva.