El periodista Emanuel Hererra, describió cómo se vive la reunión de líderes mundiales. Protestas y despliegue del operativo de seguridad.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), sede de la Cumbre G20 que se lleva a cabo este viernes y sábado, se encuentra “sitiada”.

Con el decreto de feriado nacional que sólo abarca a esa ciudad, se ha interrumpido el tránsito, no funcionan varios de los aeropuertos, ni el servicio de trenes, subtes, entre otros. “Es peor que un domingo”, expresó en diálogo con Cara y Cruz, por radio Universidad, el periodista Emanuel Herrera.

Informó que organizadores de la marcha anti G20 detallaron que aguardan la concurrencia de, como mínimo, 35 mil personas. La protesta iniciará en Avenida 9 de Julio y San Juan, continuará por Avenida de Mayo y culminará en el Congreso.

“Intentarán llegar al Obelisco que está a cuatro cuadras pero desde el Ministerio de Seguridad dijeron que ni lo intenten porque las fuerzas de seguridad van a actuar con todo el peso de la ley. Hay un clima muy raro”. Ambas partes, “se muestran intransigentes en sus posturas”, manifestó Herrera.

Desde esa cartera han pedido que las organizaciones se encarguen de aislar a las personas que generen violencia, detalló.

Tags: