La senadora Nancy González, este jueves presentó el proyecto. Un informe revela que cada semana una mujer muere por abortos mal practicados.

Este jueves pasado, día en el que se cumplió un año de la histórica sesión de Diputados, donde se debatió la ley por el derecho a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), se presentó un proyecto de reparación a niños que hayan perdido sus madres en abortos clandestinos.

El proyecto de ley denominado de “reconocimiento y reparación a los niños, niñas y adolescentes cuya progenitora o persona gestante haya resultado muerta producto de un aborto clandestino" fue presentado por la senadora de Frente Para la Victoria (FPV), Nancy González junto a las médicas Analía Messina, Patricia Rosemberg y Viviana Mazur.

En el encuentro dieron a conocer datos de un informe que revela que al menos 43 mujeres mueren por año a causa de abortos mal practicados: una mujer por semana por aborto clandestino, y que incluso las cifras oficiales podrían ser más altas si la mortalidad materna no fuera subestimada por certificaciones médicas deficientes. Se destacó que con una interrupción del embarazo segura, legal y gratuita podrían evitarse esas muertes y también las 47.063 hospitalizaciones por abortos incompletos o mal realizados que ocurren por la práctica ilegal y sin acceso a la información necesaria.

“Hoy hace un año que miles y miles de mujeres estaban afuera de este Congreso de la Nación gritando para que el aborto sea ley” y mencionó la chubutense. Y calificó como “un día muy triste” al 8 de agosto, cuando la ley fue rechazada en el Senado.

El aborto “es un derecho a las mujeres, para que decidan por su cuerpo y su maternidad”, expresó la legisladora, remarcando que aunque la ley no haya sido sancionada “no nos vencimos y las mujeres de la Campaña (Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito) tampoco se vencieron”.

Sobre la iniciativa, González explicó que se trata de que el Estado “tenga un acompañamiento para estos niños: porque aparte de perder su madre tienen un gran trauma, y es que son huérfanos y en muchos casos no pueden decir por qué quedaron huérfanos”.

“Hablamos de un reconocimiento y no de un subsidio”, agregó para subrayar que después de rechazado el proyecto en la Cámara alta “en los diez días siguientes murieron dos mujeres y quedaron seis niños huérfanos”.

Durante la presentación, la senadora, nuevamente, informó que las mujeres que fallecen en abortos clandestinos son aquellas que sufren “condiciones vulnerables económicamente”, lo que también implica que a los niños que quedan huérfanos “por ahí les falta un plato de comida”.

Por su parte, Victoria Tesoriero, de la Campaña Nacional, afirmó: “Tenemos mucha expectativa de que este Senado se renueve (en las elecciones de este año) e ingresen senadores con perspectivas de derecho”. Añadió que el reclamo por el aborto legal es “un derecho que está ganado en la calle” y “no vamos a claudicar hasta que sea ley”.

También participó Norma Cuevas, madre de Ana María Acevedo, quien falleció en 2007 por la negativa del Estado santafesino a otorgarle el derecho a un aborto no punible. “Yo a mi hija no la recupero más pero estoy peleando para aquellas chicas de la República Argentina que no mueran como murió mi hija, ni tampoco de otra manera”, dijo.

Mirá las Noticias Destacadas