Este jueves, el espacio de Secyt de la UNC se renueva, aportando datos científicos respecto a controversias existentes en la materia.

La cita es el jueves próximo, a las 18:30 en Brobar, ubicado en calle Belgrano 647 de la ciudad de Córdoba.

Allí se renovará el ya reconocido espacio que construye la Secretaría de Ciencia y Tecnología (Secyt) de la Universidad Nacional de Córdoba.

Allí tendrá lugar un nuevo “Café Científico”, que en este caso abordará el Cannabis medicinal.

Bajo el disparador de “qué dice la ciencia” sobre la cuestión, un núcleo de especialistas brindarán su disertación.

De la presentación serán parte las investigadoras del Conicet: Liliana Cancela y Sandra Martín (de la Facultad de Ciencias Químicas de la UNC), y Laura Rovetto, de Físicas y Naturales de la casa pública de altos estudios de Córdoba.
Todos integran la Red Argentina de Cannabis Medicinal (RACMe). Secretaría de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. 

“El consumo de cannabis es en la actualidad un tema de salud pública. Su empleo con fines medicinales se está expandiendo en todo el mundo. Sin embargo, existen controversias acerca de este uso así como de la efectividad de algunos medicamentos a base de cannabis para ciertas patologías”, adelantan.

Los organizadores aclaran que “es importante que la comunidad científica intervenga en la discusión, aportando conocimiento riguroso sobre los efectos beneficiosos o perjudiciales sobre la salud, el uso terapéutico de medicamentos a base de cannabis o el uso de extractos de cannabis con concentraciones conocidas de los principales principios activos (THC y CBD), lo cual se encuentra en una etapa temprana de desarrollo”.

La referencia central apunta a “una amplia variedad de medicamentos, preparados y productos que contienen principios activos diferentes, en distintas concentraciones, y utilizarse mediante diversas vías de administración”, cada una de las cuales “produce un impacto importante con consecuencias sobre la salud humana”.

La realidad, hoy

Las referencias de los organizadores apuntan al reconocimiento del tratamiento para la epilepsia refractaria, síndrome de Tourette, esclerosis múltiple, trastorno de sueño y ansiedad, dolor crónico o falta de apetito, pero reconocen que la prohibición del consumo de Cannabis Sativa L “ha retrasado los avances médicos y científicos”.

En la actualidad, la ley 27.350 establece el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus Derivados, pero su regulación parcial sostiene “los interrogantes y escasas las respuestas que la población” tiene al respecto.

Mirá las Noticias Destacadas