La diputada nacional fue duramente criticada por el arco opositor en la sesión de la Cámara de Diputados.

“Gracias a Dios murió De la Sota", afirmó Elisa Carrió durante un acto de ayer en plena campaña a gobernador de Mario Negri en la localidad cordobesa de Cruz del Eje.

“Como yo creo en Dios, quizás los otros no me entiendan cómo pienso, por eso me cargan a mí. Sí, yo soy creyente y ustedes no me entienden… Yo no estaba hablando mal de De la Sota, porque incluso lo conocí. De lo que estaba hablando es del narcotráfico en Córdoba y ahí todos se callan y nadie habla. ¡De cómo está expandido el narcotráfico en la provincia de Córdoba!", así se expresó Elisa Carrió este miércoles en la sesión en Diputados mientras homenajeaban al ex presidente Raúl Alfonsín.

Continuó diciendo que “es cierto" que ella tiene “desestabilidad emocional" desde que tiene dos años.

“Cuando me fui de la casa mi padre, él dijo ‘esta chica es ingobernable’. Así que no tienen que decirlo más. Ya lo dijo Aníbal Fernández, lo dijeron todos, lo dijo (Ricardo) Alfonsín. Porque cuando uno no obedece a los hombres, está loca", agregó.

Interrumpía parada a los gritos la diputada Araceli Ferreyra, cuando Carrió le respondió: “Deje de hablar, si después me puede decir de todo". Y siguió contando la anécdota, en la que, según su relato, Alfonsín le dijo “andá nomás hija, ya nos vamos a volver a encontrar".

En ese momento, salió al cruce la diputada Cecilia Moreau, del Frente Renovador: “Carrió no vino acá a homenajear a Alfonsín; vino a tratar de remendar la tremenda metida de pata que se mandó en Córdoba".

Luego, fue el turno de Victoria Donda, que tras hacer una reivindicación de Alfonsín, manifestó: “Hoy me da un poquito de vergüenza ser parte de este Congreso Nacional, donde hay una diputada, la doctora Carrió, que en este momento está durmiendo en su banca, o acostada, y la verdad es que Carrió, te quiero decir: me da vergüenza compartir un recinto y estar sentada con una mujer que se mofa de la tragedia de la vida de un argentino que, con diferencias o no, también peleó por la democracia, como el señor De la Sota".

“Carrió nos puede dar vergüenza, pero nosotros no podemos dejar que se bastardee la política", agregó, para pedirle luego “perdón en nombre de la dirigencia a las hijas del doctor De la Sota, a la familia… ¡Y les voy a pedir yo perdón, porque acá no hay nadie que tenga el valor, quienes son parte de ese espacio político, para decir que lo que dijo Carrió es una barbaridad!".