La diputada nacional vivió horas intensas. Desde sus dichos en Córdoba, una sesión en la que intentó defenderse y una particular publicación

Desde que, el pasado martes, Elisa Carrió dijera textualmente que “gracias a Dios se murió De la Sota”, las críticas no cesaron.

A excepción del espacio Cambiemos, que integra, desde todos los sectores, políticos, sociales y personales, llegaron cuestionamientos.

El rechazo de la UCR Córdoba, mestrista, también fue público.

En la alianza gobernante, la excepción fue Luis Juez, que intentó una justificación.

Pero el hecho ocurrido en un acto de apoyo a la candidatura a gobernador de Mario Negri, en la localidad de Cruz del Eje, no pasó inadvertido.

El ensayo de respuesta de la diputada nacional apuntó a decir que “no estaba hablando de De la Sota, sino del narcotráfico”.

A su vez, un ingeniero cordobés la filmó consultándole, y poniéndola en aprietos, respecto a sus dichos sobre “el dólar no va a pasar de $ 23". Sebastián Antonini fue entrevistado este jueves, en el programa Nada del otro mundo.

Las repercusiones van desde la posibilidad de una denuncia de parte de la familia del exgobernador, en conceptos de su hija Candelaria, hasta el repudio en plena Cámara Baja, con su expareja, Adriana Nazario, en pleno recinto.

Llegada la tarde-noche de un día agitado, Carrió pareció subir la apuesta en cuanto a la despreocupación por lo que generó el tema.

Lo hizo mediante la publicación de una particular foto, bajo la leyenda: “Acá estoy tirada por los golpes del kirchnerismo”.