La comedia que habla sobre el movimiento childfree se exhibe el sábado. Entrevista con el director Lisandro Ferrer y actores en escena.

La pieza teatral continúa en la escena cordobesa con funciones los días 16 y 23 de febrero a las 20.30, en  el Teatro Ciudad de las Artes (Av. Pablo Richieri 1955).

La obra obtuvo nominación a Mejor Producción Teatral de los Premios Carlos 2019 que se realiza entre los elencos que se presentan en la temporada de verano en Villa Carlos Paz. Estuvo de gira en salas de Carlos Paz, La Cumbre, La Falda, Icho Cruz y Tanti, entre otras.

“Casados sin hijos” fue escrita por el dramaturgo argentino Matías Del Federico. Lisandro Ferrer tiene una amplia trayectoria como actor, director y coreógrafo, y adaptó la historia para los cordobeses. En escena se presentan: Claudio Bonilla, Marian Di Tesio, Renzo Ruiz, Carola Poceiro y Cecilia Cemino. 
La historia en clave de comedia romántica, tiene como protagonistas a Augusto y Flor, un matrimonio feliz que decidieron no tener hijos. Pero en el día del cumpleaños número 50 de Augusto, la sorpresa llega desde lo mas inesperado: un hijo.

Una comedia costumbrista

Estuvimos dialogando con el director Lisandro Ferrer y la describe: “Es una Sitcom, al mejor estilo de las series de televisión. Donde la rapidez y lo verborrágico de la comedia costumbrista se apodera de los inteligentes diálogos construidos por Matías del Federico. Recobra la idea de las comedias de Dario Vitori de los años `80”.

-¿Cómo surge la idea de hacerla, cómo le llega el libreto escrito por Matías Del Federico?
La idea surge en conjunto con Ignacio José (el productor de la obra). Yo estaba dirigiendo otro enorme texto del mismo autor Matías del Federico “Bajo Terapia” e Ignacio me comentó que tenía los derechos para hacerla en Córdoba. Fue así que en agosto de 2018 hicimos un casting masivo en el Teatro Acuario de Carlos paz donde se inscribieron más de 300 personas y quedó el elenco conformado.

-¿El libreto pudo adaptarse a nuestras costumbres cordobesas?
La obra en si es una comedia dramática pensada más para el público de calle Corrientes en Buenos Aires. Hice primero una adaptación local en el texto y el humor. A los personajes los llevé más al día a día de estereotipos cordobeses. Reafirmando la comedia y sacando todo lo dramático que pudiera tener. De hecho, cuando vino a verla el autor fue lo que más rescató, observó y destacó.

-¿Cómo fue el proceso de hacer la dirección?
Fue un proceso súper entretenido. Donde los actores traían en los ensayos, cosas que ellos querían sumarles y mi tarea fue acomodar todas esas ideas y acciones en forma medida para que cada uno brillara y se destacara en su rol.

El nuevo movimiento ChildFree

Renzo Ruiz es uno de los actores de la comedia e interpreta a “Fede”. En diálogo con el joven actor cordobés, nos describe su vibrante rol en escena: “Siento que mi personaje es el más controversial de todos, y el que trae a discusión el tema ChildFree es decir las parejas que deciden no tener hijos. Federico es escritor, autor del libro “ChildFree”, es homofóbico y no tiene ningún problema en plantear su postura a los demás personajes. Aparenta ser un tipo muy seguro pero siento a la vez que es un personaje en si mismo y no es tan homofóbico como lo plantea. Es el hijo único mal criado y a lo que llamamos vulgarmente un cheto”. El actor plantea su libertad de decidir si traer un hijo al mundo o no y no coincide con la idea homofóbica de su personaje. Con respecto a la decisión de tener hijos, agrega: “Considero que se tendría que hacer muy conscientemente. Mi personaje en un momento dice: “no voy a traer un hijo a este mundo sino me siento preparado para criarlo ni para darle el gusto a nadie… El mundo está sobre poblado, y saturado, por falta de educación, de trabajo, contaminado”, yo me siento identificado con esta postura”.

Renzo también expresa que “Los personajes son muy diferentes entre si y cada uno vibra en una sintonía diferente. Es una obra que está en un contrapunto todo el tiempo y la convierte en dinámica y divertida”. Claudio Bonilla es “Augusto” y nos habla sobre la construcción de un personaje malhumorado: “Es un tipo inconformista, todo le cae mal, es infeliz en todo lo que hace y siente que tiene resuelta su vida. Vio cómo se le paso la vida, sin haber podido resolver nada de sus cosas internas, de pareja. Si quería o no ser padre. Por eso odia festejar su cumpleaños y sobre todo los 50 años. El siente que tiene su vida irresuelta”. El actor disfruta mucho de sentir las reacciones del público, “..Ya que todos tenemos un Augusto en la familia”. Cuenta que trató de crear un “Augusto” propio y se inspiró en el Pitufo Gruñón. Un gran personaje dentro de la serie infantil, que marcó a varias generaciones con diversión y aventuras en los Los Pitufos, creado a fines de los años `50.

Lisandro Ferrer se emociona al sentir que logra su desafío como director, al contarnos sobre los comentarios que recibe a la salida de cada función: “La gente pasa de la carcajada a la emoción en un segundo. Valora la realización de la obra porque habla sobre los vínculos familiares. Una señora de Paraguay que nos vio en Tanti nos dijo que se volvía a su país e iba a abrazar muy fuerte a sus hijos y nietos y decirles que los ama todos los días. Uno cree que se da por entendido pero hay que decirlo. Nos hace muy bien a todos”.

Las entradas se consiguen por sistema Autoentrada y en boleterías del Teatro.