La fiscal María Isabel Sánchez fue apartada al comienzo de la causa por haber declarado que la adolescente fue violada brutalmente.

Este lunes se conoció la sentencia por la muerte de Lucía Pérez, el caso que motorizó el primer Paro Nacional de Mujeres.

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº1 de Mar del Plata, integrado por los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas absolvieron a Matías Farías de 25 años y Juan Pablo Offidani de 43 del asesinato y violación de la adolescente de 16 años, fallecida en octubre de 2016.

Al inicio del caso, la fiscal a cargo era María Isabel Sánchez, pero fue apartada tras declarar en rueda de prensa la causa de muerte de la menor, tras datos preliminares de los forenses.

Los imputados, en su momento, declararon, según relató hace dos años la fiscal, que “la chica murió de una sobredosis. Que llevó ella la droga. Que lo invitó al pobre señor Farías, que él sólo tomó fernet y ella se pasó de drogas”.

“El abuso fue por vía vaginal y por vía anal. La muerte se produce, justamente, por el acceso violento con un objeto romo por vía anal. El reflejo de un nervio vago es provocado por un excesivo dolor que genera un paro cardíaco”, había informado Sánchez a medios de comunicación.

Además, Sánchez había detallado que “la médica de Policía que hizo la autopsia indicó que la niña no tenía ningún signo de defensa, no tenía marcas en el cuerpo, pero además en la autopsia se corroboró que el cuerpo había sido lavado. Por eso digo que es un crimen “criminis causae”, se trató de lavar el hecho anterior: la violación. Estaba preparado para que esto parezca una sobredosis y pusieron en duda la honorabilidad de la criatura”.

Por estas declaraciones, los jueces pidieron a la Procuración que sea investigada la labor de María Isabel Sánchez, acusada del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

El fallo señala que “si la fiscal María Isabel Sánchez se hubiese desempeñado con compromiso, vocación, profesionalismo, competencia e idoneidad este proceso no habría generado en la sociedad la expectativa de una condena ejemplar ni obligado a los operadores judiciales a dar explicaciones forzadas por algo que jamás sucedió como ella lo anunció".

Sin embargo, a pesar que el fiscal actual, Daniel Vicente, durante los alegatos, había pedido prisión perpetua para Farías, al considerarlo autor de “abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal con femicidio, con el agravante del suministro de estupefacientes a una menor”, el Tribunal descartó el delito de abuso sexual.

Los jueces condenaron a los acusados a 8 años de prisión y una multa de 135 mil pesos por el delito de “tenencia y comercialización de estupefacientes, agravado por su venta a una menor de edad y en jurisdicción de una escuela" y absolvieron al tercer acusado, Alejandro Maciel, tal como había pedido la fiscalía, a partir de no haberse acreditado la acusación de “encubrimiento agravado”.

Tras la sentencia, Guillermo Pérez, el papá de Lucía, apuntó a la fiscal Sánchez por su investigación y la acusó de “arruinarle la Justicia" a su hija. “Es una vergüenza y una fantochada. Este tribunal no entiende nada de violencia de género. No nos esperábamos esto, esperábamos una condena mayor", expresó.

Mirá las Noticias Destacadas