El titular de la Aceitera General Deheza podría estar vinculado a sobornos en el área del transporte en la época de Ricardo Jaime.

El juez Claudio Bonadio, a cargo de la causa de los Cuadernos que investiga los casos de coimas que empresarios pagaron a funcionarios nacionales durante el período kirchnerista, citó al empresario cordobés Roberto Urquía.

El titular de la Aceitera General Deheza (AGD), empresa de origen familiar y propietaria del ferrocarril Nuevo Central Argentino (NCA), es el sexto empresario de Córdoba en ser parte del proceso de investigación de Bonadio.

Gabriel Romero, titular del Grupo Emepa, que declaró en la misma causa como “imputado colaborador” o “arrepentido", había apuntado meses atrás a Ricardo Jaime, exsecretario de Transporte durante el gobierno de Néstor Kirchner, como recaudador de dinero a los empresarios que entre 2003 y 2009 tenían contratos de concesiones ferroviarias.

Allí es que se genera el vínculo. La Aceitera General Deheza cuenta además con la concesión del ramal ferroviario Nuevo Central Argentino (NCA) hasta el 2022.