Lo reflejan los datos oficiales del Indec, precisando que en shopings el retroceso fue más acentuado y llegó al 15,1%.

Las ventas en supermercados retrocedieron 10,5 por ciento en enero respecto a igual mes de 2018, mientras que en los grandes centros de compra -según la medición a precios constantes- la caída fue de 15,1 por ciento en similar período, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Las ventas a precios corrientes para enero de 2019 relevadas en la Encuesta de Supermercados sumaron un total de 45.485 millones de pesos, lo que representa un aumento de 40 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

Las ventas a precios constantes de diciembre de 2016, durante enero de 2019, sumaron un total de 23.920,8 millones de pesos, lo que representa una caída del 10,5 por ciento respecto a enero de 2018.

En enero de 2019, las ventas totales a precios corrientes realizadas en efectivo ascendieron a 16.017.641 miles de pesos, lo que representa un 35,2 por ciento de las ventas totales y muestra aumento del 36,8 por ciento respecto a enero de 2018; por su parte, las efectuadas mediante tarjeta de débito sumaron 11.704.486 miles de pesos, lo que representa un 25,7 por ciento de las ventas totales y tuvo una variación positiva de 39,5 por ciento respecto al mismo mes del año anterior; las ventas totales a precios corrientes abonadas con tarjeta de crédito sumaron un total de 16.237.987 miles de pesos, lo que representa un 35,7 por ciento de las ventas totales y su variación porcentual respecto a enero de 2018 fue de 44,3 por ciento; por último las realizadas mediante otros medios de pagos ascendieron a 1.524.896 miles de pesos, lo que representa un 3,4 por ciento del total y muestra un aumento del 35,5 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

Las ventas totales a precios corrientes en enero de 2019 en los centros comerciales, en comparación con las ventas del mismo mes del año anterior, reflejaron que los rubros con mayor incremento fueron: Ropa y accesorios deportivos, 55,3 por ciento; Perfumería y farmacia, 55 por ciento; Librería y papelería, 41 por ciento; Indumentaria, calzado y marroquinería, 34,5 por ciento y Diversión y esparcimiento, 31,8 por ciento.