Más allá de las 20.000 toneladas habilitadas, ubican un contexto favorable para la industria, habilitando nuevos mercados.

Desde el presidente Mauricio Macri hacia abajo, la novedad del anticipo de parte de Estados Unidos para habilitar la exportación de carne argentina, fue celebrada.

Con la chance de enviar hasta 20.000 toneladas sin aranceles, en el país los frigoríficos aguardan las posibilidades concretas, aunque los beneficios se extiendan también hacia otros sectores.

“Es muy importante, porque por ejemplo para abastecer el mercado canadiense necesitábamos mercado estadounidense”, graficó Daniel Urcía.

El empresario cordobés, vicepresidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas, valoró que “muchos países en el mundo siguen la política sanitaria” estadounidense, y ubicó a México como un país “importante” en tal sentido.

La habilitación para comenzar a trabajar en acuerdos con otros países es, según se aduce, el más amplio beneficio.

Tags: